Sociedad

Detienen al cuarto sospechoso de la brutal violación en grupo a una turista polaca en una playa de Italia

Un congoleño con permiso para quedarse en Italia por razones humanitarias fue detenido en un tren el domingo temprano como el último de una pandilla de cuatro varones jóvenes acusados de violar a una joven

Detienen al cuarto sospechoso de la brutal violación en grupo a una turista polaca en una playa de Italia
ABC - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Un congoleño con permiso para permanecer en Italia por razones humanitarias fue detenido el pasado fin de semana a bordo de un tren como el último de una pandilla de cuatro jóvenes sospechosos de violar a una turista polaca en una playa, golpear a su compañero y agredir sexualmente también a una mujer peruana apenas una hora más tarde, según informa TheLocal.it.

El hombre, identificado como Guerlin Butungu, de 20 años, era el único adulto entre los cuatro sospechosos bajo arresto en este caso brutal que provocó peticiones desde Polonia por la pena de muerte para los culpables. También alimentó el creciente sentimiento anti-migrante en Italia.

El jefe de la policía de Rímini, Maurizio Improta, explicó la detención de Butungu: «La detención de esta mañana fue doblemente satisfactoria porque poner las esposas al cuarto hombre es un gesto simbólico para hacer justicia a las víctimas de la violencia», dijo.

Los otros tres sospechosos, todos menores de edad, ya estaban bajo custodia policial el sábado por la noche. Improta dijo que dos de ellos, hermanos marroquíes, de 15 y 17 años, nacidos en Italia, se entregaron en una comisaría después de que las autoridades publicaran un video de una cámara de vigilancia con imágenes de los cuatro sospechosos.

Un nigeriano de 16 años de edad fue detenido por la policía en una ciudad cercana el sábado por la noche poco después de que los dos hermanos comenzaron a hablar con los oficiales. Los tres menores estaban detenidos en un centro juvenil. Debido a que son menores de edad, sus nombres no han sido publicados.

Improta dijo que con la detención del cuarto sospechoso, «consideramos el caso cerrado».

Los cuatro estuvieron allí esa noche -dijo Improta, refiriéndose al recóndito tramo de playa donde la pareja polaca fue asaltada-. La mujer peruana, violada y golpeada en unos arbustos a lo largo de un camino, identificó a los sospechosos, dijo la policía.

Medios de comunicación italianos dijeron que el hombre congoleño fue llevado en 2015 a un centro de migrantes en la isla de Lampedusa, frente a Sicilia, donde muchos de los rescatados en el mar son primero asistidos. Los informes indican que las autoridades rechazaron su solicitud de asilo, pero concedieron permiso temporal para permanecer en Italia hasta 2018 por razones humanitarias.

El comandante de la policía, Marco Filoni, en Pesaro, cerca de Rimini, dijo a SkyTG24 TV que los tres menores eran conocidos por la policía local.

Poco después de los ataques, el ministro polaco de Justicia dijo que los atacantes merecían la pena de muerte, lo que no está permitido en los países de la UE, como Italia y Polonia, pero más tarde atenuó los comentarios diciendo que solo quería enfatizar la crueldad de los crímenes.

Toda la actualidad en portada

comentarios