La corrupción es uno de los grandes problemas de Italia
La corrupción es uno de los grandes problemas de Italia - ABC
Italia

Detenidos siete catedráticos universitarios y casi 60 investigados por corrupción en Italia

Trucaban las oposiciones y se repartían las cátedras a cambio de favores, un sistema extendido en el país.

Corresponsal en RomaActualizado:

Corrupción y burocracia son dos de las grandes plagas de Italia de las que cíclicamente se vuelve a hablar. Ahora suscita escándalo el arresto de siete catedráticos de importantes universidades italianas y la investigación abierta sobre otros 59. Según parece, se repartían las cátedras universitarias y trucaban las oposiciones a cambio de todo tipo de favores, además de establecer acuerdos ilegales para repartirse las contribuciones económicas dedicadas a investigación.

El escándalo ha derivado en que la magistratura haya suspendido de sus cargos a otros 22 catedráticos universitarios durante un año. En toda Italia la policía realizó ayer 150 registros. Se trata de profesores de Derecho fiscal, con nombres reconocidos, entre los que se encuentra el exministro de Finanzas Augusto Fantozzi. El fiscal acusa a todos ellos de corrupción. La ministra de Educación, Valeria Fedeli, se ha mostrado indignada: «Lo que ha sucedido es escandaloso, vergonzoso, inaceptable», señaló.

La denuncia, presentada por un británico

Curiosamente ha tenido que ser un inglés, un joven estudioso de derecho fiscal, Philip Laroma Jezzi, profesor en Florencia, el que denunciara la corrupción, después de que, a pesar de sus indudables méritos para concurrir a cátedra, siempre se viese superado por otros colegas con menos méritos que él. ¿Cómo funciona el sistema de corrupción? Así se lo explicaba a Philip Laroma el profesor Pasquale Russo: «Aquí no importa si eres bravo o si tienes méritos, sino que se hacen favores para recibir favores».

Laroma, que pretendía concurrir a cátedra, fue presionado por el profesor Pasquale Russo para que cesase en su intento, porque su participación en el concurso de oposición hacía difícil favorecer a otros candidatos con menos méritos que él. El profesor Russo se lo dijo claramente: «Los miembros del tribunal se han reunido un par de veces y cada uno de ellos han llevado a sus recomendados o amigos, y ya se ha producido un 'do ut des'».

Ante la negativa de Philip Laroma a retirarse, fue advertido por Pasquale Russo: «Así te estás jugando la carrera. En cambio, si aceptas, te hacemos escribir un par de artículos y así enriqueces tu currículum». Para concluir su tarea de convencer al inglés Philip Laroma, el profesor Russo le espetó: «Deja ya de hacer el inglés y haz el italiano, porque estamos en Italia». Estas son algunas de las interceptaciones grabadas, que revelan la corrupción en la enseñanza de Derecho tributario en toda Italia.

El papel de los investigadores italianos

Se supone que el caso que ahora aflora es solo la punta del iceberg. La fotografía de la corrupción en el mundo académico italiano, un mal endémico, la realizó el profesor Stefano Allesina, profesor en Chicago, quien cruzando datos con nombres de los contratados por las universidades italianas evidenció que se trata de un fenómeno extendido en toda Italia, especialmente en el sur. Este sistema, que favorece a los recomendados y excluye a quienes tienen méritos, explicaría la expatriación de muchos investigadores italianos, que se ven obligados a buscar en el extranjero lo que se les niega en su patria.