Según ONC y la denunciante, la Policía tiene en sus manos otros comentarios de este tenor
Según ONC y la denunciante, la Policía tiene en sus manos otros comentarios de este tenor - CAPTURA FACEBOOK/ONC
Facebook

Denunciado el usuario que deseó la muerte de dos niños fotografiados con un trofeo de caza en Facebook

«Me daba asco lo que veía, muchos de los comentarios ya los tiene la Policía, pero era una cosa bárbara...», explica a ABC la madre de los menores quien ha denunciado los hechos por posibles delitos de injurias, incitación al odio y contra la libertad de expresión

MadridActualizado:

Al igual que sucedió con el caso de Adrián, el niño torero con cáncer, al que la usuaria de una conocida red social le amenazaba gravemente por su afición al toreo, la legítima crítica contra una determinada actividad volvió a quedar en un segundo plano. Ana Belén Torres, aficionada a la actividad cinegética, se encontró con un comentario ofensivo a una foto antigua compartida en su cuenta de Facebook en el que sus dos hijos menores posaban con un trofeo de caza. En concreto, un usuario que respondía al nombre de Antonio de la Dueña Armida, comentaba este contenido - ya borrado de esta red social- en los siguientes términos: «Me encantaría ke los dos niñatos fueran los ke estuvieran ahí muertosen vez de los animales... joderos».

Lo que ha motivado que Ana Belén Torres, con el apoyo de la Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC), haya interpuesto una denuncia ante la Unidad de Delitos Telemáticos en una Comisaría de la Policía Nacional en Mérida, por posibles delitos de injurias, incitación al odio y contra la libertad de expresión.

Desde la ONC, su secretario general José María Gallardo, ha garantizado el respaldo de la asociación mayoritaria entre los cazadores y denunciado el «ensañamiento» que, a su juicio, ha tenido lugar contra la víctima, sus hijos y resto de familiares. En este sentido, ha añadido que se han puesto en conocimiento de la Policía otros comentarios ofensivos y expresado su seguridad de que «la Policía abrirá una investigación, que posteriormente podría acabar en el Juzgado, una vez se identifique correctamente al denunciado».

«Son como buitres»

En declaraciones a ABC, Ana Belén Torres ha calificado de «infernales» las últimas 72 horas y añadido que la foto que generó la amenaza contra sus hijos menores «llevaba muchos años, ahora tienen ahora 4 años más». Para esta madre, aficionada a la caza desde siempre, fue precisamente este comentario «el que más me dolió». En este sentido, ha reconocido que no ha sido la primera publicación etiquetada y habla de más comentarios por parte de varias personas.

«Comenzó el domingo, con una simple felicitación a mi padre por su cumpleaños, sin fotos, se metió una persona y comenzó a escribir... Son como buitres, aparecen etiquetando, etiquetando...», ha explicado la madre de los menores y denunciantes, quien ha reconocido su profundo malestar con todo aquello que iba publicándose en su cuenta personal de Facebook.

«Me daba asco lo que veía, muchos de los comentarios ya los tiene la Policía, pero era una cosa bárbara...», añade todavía impresionada por que los insultos se extendieran hacia aquellos familiares que intentaron defenderla desde la citada red social.

Actitudes que no ha dudado en calificar de «radicalismo» y que «no considero ni animalistas». En esta línea, ha afirmado que los aficionados a la caza «llevamos unos años horrorosos» y pedido que el denunciado «tuviera su merecido y pidiera perdón público por el daño que ha hecho a mis hijos, a mi familia en general».

Por último Ana Belén Torres, ha reivindicado respeto a la actividad cinegética y deseado que sus hijos pudieran continuar con ella: «Cada uno queremos para los hijos, lo que creemos que está bien y luego que ellos decidan», concluye esta madre quien intenta mantener a los menores al margen de todo los sucedido.

Ayer el comentario polémico ya había sido borrado en Facebook, aunque desde la ONC han añadido que el citado usuario compartía en su cuenta «imágenes suyas arrancando anuncios de circo, amenazando a toreros, etc...».

Reacción del mundo de la caza

Desde la ONC, José María Gallardo, quien también ha reconocido haber recibido insultos en sus redes sociales, ha destacado que la foto origen del polémico comentario es «respetuosa» y denunciado que estos colectivos están «fiscalizando las redes sociales de caza» En su opinió, todas estas personas estarían «buscando el enfrentamiento, la polarización absoluta».

Preguntado si se trata de un fenómeno reciente, Gallardo ha reconocido que ha sido recientemente cuando se la agresividad se ha elevado. «Antes cuando llegaba a Badajoz había mucha gente que no era cazadora, lo contrario que en el pueblo, pero se nos trataba con respecto», comenta el también presidente de la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza) quien ha reivindicado que esta actividad es legal y regulada, así como considerada por muchas organizaciones conservacionistas como «una herramienta imprescindible para los ecosistemas».

En esta línea ha lamentado que «un sector muy radical está tratando de desacreditarlo» y no duda en hablar de «círculos muy cerrados, muy radicales y muy peligrosos». Inquietudes que ya han trasladado a la Fiscalía General del Estado.

Por su parte, desde las asociaciones de Jóvenes Cazadores de Extremadura (JOCAEX), de Andalucía (JOCAN), Cataluña (JOCCAT) y Galicia (XUVENTUDES POLA CAZA) han mostrado públicamente su indignación y defendido que «los cazadores tienen derecho a educar a sus hijos libremente e inculcarle los valores que cada uno ha adquirido a lo largo de su trayectoria cinegética».