Sociedad

«Los deberes no sirven para nada, sobre todo en Primaria»

Eva Bailén es una madre de 3 niños que inició una campaña en Change para conseguir la racionalización de los deberes escolares, pues, a su juicio, ni crean hábitos ni refuerzan el conocimiento. Aboga por una eliminación total, al menos hasta sexto de Primaria

La ingeniera, y madre de tres hijos en un acto de la Universidad Complutense de Madrid
La ingeniera, y madre de tres hijos en un acto de la Universidad Complutense de Madrid - ABC
J. G. STEGMANN Madrid - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Eva Bailén es ingeniera de Telecomunicaciones. Tiene tres hijos. Cuando notó que estando en el mismo colegio había diferencias entre los deberes que se llevaban a casa cada uno de ellos, su vida cambió para siempre. Se convirtió en una «abanderada» en la lucha por lo que ella llama unos «deberes justos», que más bien se traduce en la eliminación total de los deberes para los alumnos, por lo menos hasta sexto de Primaria porque, a su juicio, «no sirven para nada». Así de claro y contundente.

«Empecé una campaña en Change.org porque mi hijo se pasaba tres horas diarias haciendo deberes y me parecía injusto, además de que no le servía. Como en el colegio no me escucharon empecé la recogida de firmas. Hasta ahora llevamos 212.000», cuenta orgullosa en uno de los cursos de verano de El Escorial organizado por la Universidad Complutense.

Incluso, la Asamblea de Madrid aprobó una Proposición no de Ley propuesta por Ciudadanos, a raíz de la campaña de Bailén.

Esta madre asegura que «los deberes son un reflejo de lo poco considerados que están los jóvenes en la sociedad». Tan poco considerados que para ella ni la manida conciliación laboral y familiar repara en los más pequeños: «No adaptamos nuestros horarios a los de los niños, sino a los niños a los de los adultos y eso no es conciliar».

Si bien Bailén aclaró que no considera que los deberes «sean malos» y que le costó aceptar «el mal funcionamiento del sistema educativo» es decidida a la hora de argumentar por qué considera que los deberes traen más problemas que soluciones a los jóvenes.

Así, se dedicó a mencionar algunos informes que dejan a nuestro país en un lugar bastante preocupante en lo que a educación se refiere. Así, cito un informe de la OCDE que deja a España en el puesto cinco en el top de países con más horas de deberes semanales. La Organización Mundial de Salud (OMS), por su parte, colocaba a nuestro país en el puesto cuatro en el top de países con más presión por deberes de un total de 42, sobre todo en el rango de edad de 13 a 15 años. Bailén, sin considerar otras variables, tomó estos datos y lo relacionó con el que probablemente más preocupa: recordó que España encabeza el top de países con mayor abandono escolar (23%).

Así, desmitificó la utilidad de los deberes. A su juicio, ni sirven para reforzar, ni para crear hábitos de estudio y lo que es peor, no son pedagógicos. «El esfuerzo está bien, yo me gradué en Telecomunicaciones y estudié mucho, pero copiar el libro de texto no sirve para nada. Hay deberes que consisten en hacer una suma todos los días pero luego son incapaces de resolver un problema. Tampoco he visto a mi hijo coger ningún hábito haciendo deberes».

Básicamente, si los deberes sirven para algo es más bien para generar problemas. Bailén señaló que generan desigualdades sociales puesto que se «señala» al niño que no los hace, frustran y estresan a los niños, provocan tensión familiar, atentan contra la Convención sobre los Derechos del Niño en lo referente a su juego y esparcimiento y, lo que es más grave, llevan al abandono escolar: «El niño no quiere saber más nada con el colegio por la carga de deberes que tiene; hacen que terminen abandonando las aulas».

Pese a esta contundente exposición en contra de los deberes, Bailén no aboga por su eliminación total: «Hay diferentes soluciones pero lo urgente es que un niño no esté tres horas haciendo deberes. Sobre todo en Primaria, no sirven para nada. Como mucho plantearlos a partir de sexto y que sean voluntarios, los obligatorios hacen que el niño odie el colegio».

Toda la actualidad en portada

comentarios