En vídeo

Cuidado con los tatuajes: consejos para no correr riesgos

Expertos tatuadores recomiendan tener referencias de los artistas y acudir a estudios que cuenten con las condiciones higiénicas adecuadas

El tatuador Jos√© Garc√≠a realiza una de sus obras en Madrid - Rodrigo Mu√Īoz Beltr√°n
Rodrigo Mu√Īoz Beltr√°n - RodriMunozB - Actualizado: Guardado en: Sociedad

«Piénsatelo mucho antes de hacerte un tatuaje» parece una frase hecha, pero seguro que la han escuchado alguna vez muchos de los que se han hecho o que piensan hacerse un tatuaje. Y quizá deberíamos tenerlo más en cuenta. Porque no sólo es un sello perpetuo en nuestra piel, también es potencialmente peligroso si no se tienen en cuenta determinados factores de riesgo.

Los tatuadores más expertos, como «El Bueno», advierten de que «es importante tener referencias del artista con el que vas a tatuarte. No sólo de sus anteriores obras, también de las condiciones en las que trabaja y el estado del estudio». Además, la calidad del producto con el que trabajan los tatuadores es clave para que el resultado sea bueno y no tenga efectos secundarios. «Si te quieres hacer un tatuaje barato, al final lo vas a pagar caro, no sólo porque no esté bien hecho, también porque pueden haber utilizado tintas de baja calidad», asegura el tatuador José García Fernández.

Tintas de baja calidad

Son decenas los casos de personas infectadas en todo el mundo tras haber sido tatuados con tinta contaminada. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) publicó un informe en el que recogían casos de personas con enfermedades infeccionas adquiridas al realizarse un tatuaje, según recoge su revista «Morbidity and Mortality Weekly Report».

La CDC apunta que no tienen claro con qué frecuencia aparecen las infecciones producto de las microbacterias tuberculosas (NTM, por sus siglas en inglés) relacionadas con el tatuaje, pero la mayoría de los casos han estado vinculados a la disolución de la tinta en agua no esterilizada. Estas infecciones pueden aparecer como pequeñas inflamaciones de la piel como salpullido, nódulos, o pápulas, sin embargo se pueden complicar y originar severos abscesos que requieren múltiples cirugías o tratamientos.

«Hay que tener mucho cuidado con tatuarse en casa de algún colega. Si está empezando y quieres echarle una mano, perfecto, pero tienes que saber los riesgos. Lo mejor es ir a un estudio, a un buen profesional para tener la seguridad de que todo está controlado», insiste El Bueno.

Componentes peligrosos

La Comisión Europea publicó hace seis meses el informe «Seguridad de los tatuajes y maquillaje permanente», en el que se alerta de que algunos componentes de la tinta de los tatuajes pueden liberar sustancias cancerígenas y se avisa de que muchos no están elaborados para su uso cosmético.

«En el mercado europeo se han encontrado tatuajes que contienen productos químicos peligrosos como, por ejemplo, hidrocarburos aromáticos policlíclicos (43%), aminas aromáticas (14%), metales pesados (9%) y conservantes (6%). Además, en un 11 por ciento de los casos que se han analizado se ha detectado contaminación microbiológica», pone de manifiesto el informe de la Comisión Europea.

Y es que, estos componentes se pueden degradar por la exposición solar, la radicación ultravioleta o láser, poniendo así en riesgo la salud de la persona que lo lleva. En este sentido, el organismo ha informado de que hasta un 5 por ciento de las personas tatuadas pueden sufrir una infección bacteriana, alergias agudas o hipersensibilidad retardada.

Estas reacciones que pueden parecer hasta décadas después de realizarse el tatuaje, provocando la aparición de patologías autoinmunes subyacentes. «Asimismo, los trastornos de la pigmentación de la piel se pueden dar en el 5 o el 15 por ciento de las personas que se someten una terapia láser para eliminar el tatuaje», recalca el informe.

Toda la actualidad en portada

comentarios