Campaña contra el maltrato en los jóvenes del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
Campaña contra el maltrato en los jóvenes del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad - YOUTUBE

«Corta a tiempo» con tu pareja tóxica: campaña de Sanidad contra la violencia machista en jóvenes

El Gobierno lanza esta campaña en la que anima a las jóvenes a dejar a sus novios ante la primera señal de maltrato

MadridActualizado:

«Corta a tiempo. El maltrato no llega de repente» es el lema de una campaña del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para sensibilizar a los jóvenes contra la violencia machista y ayudarlos a detectar las primeras señales de este tipo de maltrato.

«La detección de las primeras señales de la violencia de género es esencial para prevenirla y para evitar que se agraven determinadas conductas de control, falta de respeto, aislamiento, humillación o agresión», explica el Ministerio a través de un comunicado. Sanidad alerta de que las primeras conductas de maltrato son más sutiles en la adolescencia y de que su normalización puede llevar a la justificación o aceptación de las relaciones nocivas.

Por ello, ha puesto en marcha una campaña de sensibilización para ayudar a los jóvenes a detectar esos indicios y anima a cortar con relaciones tóxicas y concienciar de que las vinculaciones afectivas han de estar basadas en el respeto, la igualdad y la dignidad.

«Rechaza en tus relaciones las primeras señales de control y maltrato. Únete, todos contra la violencia de género. #Haysalida» es uno de los mensajes que formarán parte de la iniciativa, que tendrá presencia en internet, en radio musical, en cine y en carteles para centros comerciales, lugares de ocio y universidades. La campaña contará con piezas en español, catalán, valenciano, gallego, euskera, inglés y francés.

«Te quiero junto a mí para controlar lo que haces» es uno de los ganchos de la campaña, con la que el Gobierno trata de remover la conciencia de las jóvenes

«Te quiero junto a mí para controlar todo lo que haces, ves, dices y sientes», dice el adolescente protagonista del vídeo de la campaña.

Esta iniciativa del Ministerio de Sanidad, que estará activa hasta el 26 de septiembre, llega un día después de que la Fiscalía General del Estado llamara la atención sobre el «ascenso paulatino» de la violencia machista perpetrada por menores y denunciara que la sociedad está fallando en «la transmisión de los valores de igualdad y no discriminación».

En su memoria anual, el Ministerio Público subrayaba que lo más preocupante es que «las víctimas adolescentes resten importancia a estos hechos y disculpen al menor maltratador, teniendo que ser terceros los que denuncien».

El Ministerio de Sanidad recuerda que, según el último estudio de percepción de la violencia de género en la adolescencia, uno de cada tres jóvenes de entre 15 y 29 años considera «inevitable» o «aceptable», en determinadas circunstancias, controlar los horarios de la pareja, impedirle que vea a su familia o amistades, no permitirle que trabaje o estudie o decirle las cosas que o no hacer.

La Fiscalía advierte: baja la edad del maltrato

Sobre la violencia de género en adolescentes también se ha pronunciado recientemente la Fiscalía General del Estado, que, en su Memoria 2016, presentada ayer, manifiesta su «preocupación» por que las víctimas jóvenes le restan importancia y disculpen al maltratador. También advierte de que la edad de estas víctimas es cada vez más baja, llegando incluso a los 12 años en algunos casos.

El Ministerio Fiscal lamenta la despreocupación de los familiares más directos de las víctimas y subraya que «más allá de la anécdota» expone un caso de una menor con múltiples contusiones que, días después de ratificar en Fiscalía la denuncia policial, se presentó nuevamente pretendiendo retirar la denuncia, acompañada de su propia progenitora y de la madre del menor agresor.

Lamenta además el «notable incremento» de la violencia de género digital, especialmente entre adolescentes, puesto que las redes sociales constituyen su principal medio de comunicación y, a la vez, «facilitan el control, la vigilancia y la presión sobre la pareja, aprovechando además el anonimato y la gran repercusión que la red tiene». Por ello, advierte de la «necesidad» de que las administraciones como el Gobierno competentes adopten las medidas precisas para garantizar en el ámbito de la educación la transmisión de valores de «igualdad, respeto y no discriminación».