Albert Rivera durante el pleno de esta tarde
Albert Rivera durante el pleno de esta tarde - EFE

El PSOE no respalda la ley contra el adoctrinamiento y escenifica su distanciamento con Cs

No se admitirá a trámite la proposición de ley para crear una agencia independiente. Ciudadanos solo recaba el apoyo del PP, aunque tampoco compartía el espíritu del texto. Todos los grupos cargan contra Rivera por su «oportunismo»

MadridActualizado:

Hace poco más de un año eran socios para formar Gobierno, pero de aquel pacto apenas quedan recuerdos lejanos. PSOE y Ciudadanos han escenificado este martes su distanciamiento en un choque con las elecciones catalanas como telón de fondo. La formación naranja presentaba una proposición de ley para desarrollar la Alta Inspección educativa mediante la creación de una agencia independiente. El Congreso de los Diputados ha rechazado la proposición de ley de forma mayoritaria.

Y así se constatará en la votación que tendrá lugar el jueves. Que se tomase en consideración la propuesta dependía esencialmente de la posición del PSOE. Habría bastado con una abstención, pero los socialistas no solo han optado por votar en contra en el turno de fijación de posiciones, sino que han presentado una enmienda a la totalidad para forzar un careo entre Albert Rivera, que defendía en primera persona la propuesta, y la portavoz de Educación del PSOE, Mari Luz Martínez Seijoo.

El líder de Ciudadanos ha defendido que esta ley «garantiza la libertad e igualdad en las aulas de toda España y habla sobre un modelo de país». Ha argumentado que la Constitución en su artículo 27.8 ya plantea que «los poderes públicos inspeccionarán» para garantizar la igualdad. Una propuesta que Ciudadanos cree motivada por los casos de adoctrinamiento que se han conocido en Cataluña, Baleares o Comunidad Valenciana. «El nacionalismo tenía un objetivo: convertir la educación en un instrumento para trabajar en la liquidación de España. Es un hecho que lo han intentado», y ha insistido: «¿Ustedes creen que los libros de texto en Cataluña tienen que decir lo que dice Puigdemont o lo que dice la Constitución?».

«Los que creemos en una estado autonómico pero no en un conjunto de tribus tenemos que votar esta ley», ha dicho Rivera. La réplica de la portavoz del PSOE ha sido tremendamente contundente. Martínez Seijoo ha acusado a Ciudadanos por presentar una medida «dañina para el sistema competencial español» y le ha tildado de «oportunista» por levantar «sospechas sobre todo el sistema educativo español por casos aislados».

Seijoo ha definido la intervención de Rivera como «una lección magistral de la manipulación de la Educación» y como «un bodrio de ley que no respeta ni competencias de estado y de CCAA» y ha tachado de «lamentable y vergonzoso el uso que hacen de la educacón por un puñado de votos». A esto último Rivera le ha contestado con sorna: «¿por un puñado de votos? Eso es que insinúa usted que los españoles quieren esta ley».

Todos los grupos han acusado a Rivera de utilizar esta propuesta para hacer campaña electoral en Cataluña. Y PNV o Podemos han acusado a Ciudadanos de querer poner en marcha «una polícía política dentro de la educación».

La proposición de Ciudadanos solo va a contar con el apoyo del PP, y sin mucho entusiasmo y solo porque se trata de la toma en consideración. El PP presenta esta misma tarde otra PNL para reforzar las competencias de la Alta Inspección, pero están en contra de «la creación de una agencia independiente». Pero incluso la diputada del PP ha criticado a Rivera: «No creemos que este sea el mejor camino para alcanzar acuerdos. Su oportunismo político está muy por encima de su voluntad de alcanzar un acuerdo».