Condenado a cinco años de cárcel un hombre de 72 años por abuso sexual y corrupción de menores

La Audiencia de Palma ha impuesto además al acusado una multa de 1.440 euros por posesión de pornografía infantil

PalmaActualizado:

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma ha condenado este jueves a un hombre de 72 años de edad a un total de cinco años de prisión y al abono de una multa de 1.440 euros como autor de un delito de abuso sexual, otro de corrupción de menores y otro de posesión de pornografía infantil. El acusado —que en la actualidad está en la cárcel— ha reconocido los hechos después de que la Fiscalía y la defensa hubieran alcanzado previamente un acuerdo de conformidad. Antes del juicio, el Ministerio Público solicitaba una pena global de 17 años de cárcel para este hombre y que indemnizase con 2.000 euros a una de las víctimas.

Los hechos que han supuesto la citada condena tuvieron lugar en el verano de 2016. Según el escrito de la Fiscalía, en aquellas fechas el acusado contactó con tres menores distintos, de entre 15 y 16 años de edad, a quienes propuso realizar prácticas sexuales a cambio de dinero o marihuana. El hombre trató además de impresionar a estos adolescentes mostrándoles dos coches deportivos de alta gama. Finalmente, convenció a uno de los chicos para que, a cambio de 50 euros, fuese a su casa. Fue allí donde el acusado abusó del citado menor y donde también le fotografió desnudo.

Por otra parte, en diversas ocasiones el acusado grabó además a varios menores en los vestuarios del polideportivo de Son Moix, ubicado en Palma, sin que dichos niños se dieran cuenta. Las filmaciones, realizadas con un teléfono móvil, se hicieron cuando los menores se estaban cambiando la ropa. Durante la investigación, la Policía Nacional encontró en la casa del acusado un ordenador portátil con archivos de contenido pedófilo, en concreto, vídeos y fotografías con imágenes de menores con el torso desnudo o en donde aparecían sus genitales.

Del total de cinco años de cárcel impuestos ahora por la Audiencia Provincial, cuatro son por un delito de abuso sexual y uno por un delito de corrupción de menores. El delito de posesión de pornografía ha sido castigado con una multa de 1.440 euros. El tribunal ha condenado además al acusado a diez años de libertad vigilada y le ha prohibido acercarse a menos de 200 metros de los tres menores citados por un periodo de seis años. En este proceso se ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de reparación del daño, ya que el hombre ha indemnizado con 20.000 euros al menor del que abusó.