Condenado a 14 años de cárcel por violar «muchas veces» a su propia hija

El padre aprovechaba que su mujer dormía para agredir a la pequeña

PamplonaActualizado:

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha confirmado la pena impuesta de 14 años y 3 meses a un hombre por agredir sexualmente «muchas veces» a su hija cuando ésta tenía entre 6 y 12 años.

En el año 2010, se unió al matrimonio su hija, procedente de Bolivia, y que contaba entonces con 6 años. La situación del matrimonio hizo que los tres tuvieran que compartir habitación, lo que era aprovechado por el condenado para agredir sexualmente a su hija «muchas veces», según cita la sentencia, hasta octubre de 2016, cuando la pequeña contaba con 12 años.

Según el TSJN, al igual que la sentencia de primera instancia, que el acusado actuó con violencia ya que cogía y sujetaba a su hija con «fuerza», llegando incluso «a taparle la boca para que no hablara ni gritara» y continúa explicando que «frente a la radical y expresa negativa de la menor, el acusado la cogía con fuerza de los brazos para doblegar su voluntad, lo que, a nuestro juicio, evidencia sin duda la violencia que exige la norma cuestionada».

La defensa del acusado recurrió la sentencia conocida en noviembre de 2017 alegando, entre otros motivos, su extrañeza de que la madre de la pequeña y esposa del acusado no se diera cuenta de lo que sucedía. El Tribunal alega a este respecto que «es de conocimiento común que existen diversos tipos e intensidades de sueño».

Para los jueces, tanto de la Sala Primera de la Audiencia que juzgaron los hechos en primera instancia, como para el TSJN, la declaración de la víctima fue «persistente, clara, corroborada periféricamente y sin contradicciones importantes en los aspectos sustanciales de la agresión sexual continuada que se enjuicia», por lo que le da absoluta credibilidad al testimonio de la menor, que fue fundamental para condenar a su padre.