Compras del Black Friday
Compras del Black Friday - AFP

Las compras navideñas se adelantan a este viernes por el Black Friday

La jornada de descuentos del Black Friday a la que cada vez se suman más empresas y sectores, acapara ya el 31 por ciento del gasto navideño

Actualizado:

En 2011 pocos españoles habían oído hablar del «Black Friday», pero hoy se ha convertido en una fecha apuntada en el calendario. Un lustro después de importar la jornada de descuentos comerciales nacida en EE.UU., las previsiones nacionales ascienden ya a una facturación de 1.300 millones de euros en ventas. Un 9% más que el año pasado, según el estudio de «Black-Friday.sale». Moda, tecnología, bodas, viajes... ningún sector se ha mantenido ajeno a lo que en el mundo anglosajón equivale a las rebajas de enero. Grandes marcas como Zara, Ikea, Toys «R» Us, Ryanair o incluso Banco Santander o ING se han sumado a la campaña. Ahora, junto al primer encendido de luces navideñas llegan también las compras. [En directo últimas noticias y ofertas del Black Friday 2017]

¿Qué se compra?

Moda y complementos fueron los productos más demandados el año pasado: concentraron el 31,3% de las ventas, según el citado estudio. Este 2017, tras un «desastroso mes de octubre» por las altas temperaturas y la tensión en Cataluña, según la asociación textil Acotex, la industria prevé elevar sus ventas durante el «viernes negro» en un 15 % respecto al año pasado. Una oportunidad que no ha pasado desapercibida ni a los grandes almacenes ni a las marcas de lujo. Firmas como Bimba & Lola o marcas de joyería como Yanes, Suárez o Swarovski se han unido a la campaña.

La electrónica es otro de los sectores favoritos. El año pasado acumuló en 31% de las compras (muy lejos del siguiente sector, el de los viajes, que acaparó un 9,64%).

La cesta media de los españoles durante el «viernes negro» de 2016 fue de 82,81 euros en la edición del año pasado, pero si las previsiones del informe de GFK y Worten se cumplen, los españoles gastarán este 2017 una media de 222 euros. El mismo informe asegura, además, que cada vez los españoles compran menos en Reyes y más el 25 de diciembre.

¿Adelantar la Navidad?

El «Black Friday» supone para las empresas el pistoletazo de salida de la campaña de Navidad. Para los consumidores, la oportunidad de comprar los regalos con descuento. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) estima que hoy se puede concentrar hasta un tercio de la facturación navideña en algunas categorías y, según el informe de Deloitte sobre tendencias de consumo navideño, el 31% de las compras para estas Navidades se llevarán a cabo en noviembre, aprovechando los descuentos del «Black Friday». De hecho, según otra encuesta de Ofertia, el acopio de los regalos navideños ya es el segundo motivo de compra en este día, solo por detrás de la adquisición de productos que son necesarios y se aprovecha que están en oferta.

Pero, ¿merece la pena adelantar las compras de Navidad? Inevitablemente esta jornada se ha convertido en un «juego de precios», opina Bart de Lanhe, profesor de Marketing en Esade, por lo que «a veces merece la pena retrasar la adquisición de un producto un mes o incluso dos», explica a EP. Por su parte, la Asociación General de Consumidores asegura que «el Black Friday no son rebajas, sino una campaña de marketing». «En periodo de ofertas, el ahorro real no es comprar un producto que no necesitas mucho más barato, sino comprar un producto que necesitas al mejor precio».

«Black Fraude»

Ante el entusiasmo de empresas y compradores, las organizaciones de consumidores llaman a la prudencia: el «Black Friday» no siempre significa descuentos. Por ejemplo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha monitorizado durante un mes los precios de doce tiendas que venden por internet, entre las que se incluyen Amazon, Carrefour o El Corte Inglés, para comprobar su evolución en ese periodo.

Pese a que en muchos casos las ofertas se han adelantado al «viernes negro», tras analizar más de 13.000 productos, la OCU constató que más de un 43% no ha variado su precio desde el 24 de octubre al 22 de noviembre. Respecto a los que sí varían, hubo leves bajadas en el 29,2 % de los productos, y subidas de precios en un 27,3% de ellos. Eso sí, los productos con descuentos más frecuentes son los tecnológicos, como cámaras, móviles y televisores.

«Tras estudiar los precios durante varios años, la organización ha comprobado que, en la mayoría de los casos, durante el "Black Friday" apenas hay rebajas y cuando las hay, no suelen ser significativas», señalan desde la OCU.

Consejos al consumidor

La sospecha de que detrás de la avalancha de ofertas se esconde una trampa también cala entre los españoles. Según una encuesta de Facua, el 83 % de los consumidores cree que «la gran mayoría de comercios oferta falsos descuentos en una parte de sus productos».

El baile de ofertas es constante. Una simple búsqueda en internet arroja más de 150 millones de resultados. Por ello, las asociaciones de consumidores aconsejan «comparar precios y no dejarse llevar por los descuentos» con el fin de evitar «ser víctimas de un engaño», como asegura el portavoz de Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez. La tecnología permite comparar las cifras en tiempo real de los productos en todas las tiendas.

Además, los consumidores siguen teniendo derecho a devoluciones. Por ello, conservar los tickets de compra y los justificantes de transacción son fundamentales de cara a una posible reclamación. En compras online, al consumidor le asiste el «derecho de desistimiento», de modo que durante el plazo mínimo de 14 días naturales desde la recepción del producto puede dejar sin efecto la compra, sin alegar causa y sin penalización, excepto productos confeccionados a medida o personalizados.

Ciberdelincuentes

La Policía Nacional también ofreció ayer una lista de cinco sencillas pautas para evitar fraudes y estafas, especialmente para aquellos que se decanten por el comercio online.

Entre las recomendaciones del Cuerpo, destaca el uso de plataformas de pago intermedias como PayPal, así como de tarjetas prepago o de saldo reducido, aunque también aconseja no fiarse de páginas web de «dudosa confianza», cerciorarse de que sea un sitio seguro o programar dobles comprobaciones, tales como un código del banco, un mensaje de texto (SMS) al móvil o una tarjeta de coordenadas.

Además, el «spamming» -remisión masiva de mensajes no solicitados con ofertas de cualquier tipo- y el «vishing» o el «SMishing» -engaños por el que la víctima se pone en contacto con un número de atención al cliente falso, ya sea por llamada o SMS respectivamente- son algunas de las nuevas formas de estafa que han irrumpido en los últimos años a las que hay que atender.

Nuevos sectores

Aunque inicialmente esta jornada comercial se ceñía a ropa y tecnología, a las grandes superficies y tiendas de tecnología, se han sumado promociones de concesionarios, agencias de viajes, hoteles o aerolíneas, o incluso empresas de transporte en autobús, inmobiliarias, clínicas de estética, academias o entidades financieras. Nadie deja pasar ya el «viernes negro».