Caminantes, durante el Camino de Santiago
Caminantes, durante el Camino de Santiago - MIGUEL MUÑIZ
Sociedad

Cinco personas sordociegas recorrerán en septiembre el Camino de Santiago

Tres de ellas son españolas, otra húngara y otra escocesa, y recorrerán a pie 100 kilómetros

Actualizado:

Cinco personas sordociegas —tres españolas, una de Hungría y otra de Escocia— recorrerán a pie el próximo mes de septiembre un tramo de 100 kilómetros del Camino de Santiago para cumplir el reto europeo «To Santiago For Deafblindness (2S4Db)», ha informado la Federación Española de Sordoceguera (FESOCE).

El reto «To Santiago for Deafblindness», que es una iniciativa de la FESOCE con el apoyo de la Red Europea de sordoceguera (EDbN) y la Deafblind International (DbI), consistirá en que las cinco personas recorran los 100 kilómetros que distan entre Sarria (Lugo) y Santiago de Compostela.

Araceli y Maryam, españolas que repiten después de una prueba piloto el año pasado, además de Fran, Gabriel e Irene, han aceptado el reto de hacer el Camino del 4 al 10 de septiembre, ha informado la FESOCE.

Para llevar a cabo el reto contarán con el apoyo de un equipo de 7 personas (6 mediadores y 1 coordinador) que les brindarán ayuda logística y asistencial durante todo el recorrido.

El equipo se reunirá el día 4 de septiembre en Sarria desde donde recorrerán el Camino Francés, para llegar el día 9 de septiembre a Santiago de Compostela.

A la llegada, la Organización de Xordos de Galicia (XOGA), miembro de la FESOCE, recibirá y acompañará a los peregrinos en la visita a la Catedral.

«Estamos muy contentos de dar esta oportunidad a cinco personas que seguramente no podrían hacerlo sin el apoyo de un equipo experto en sordoceguera. Una acción como esta ayuda a empoderar a una persona que no puede ni ver ni oír y a darle opciones vitales de esparcimiento y autorrealización», ha explicado el presidente de FESOCE, Ricard López.

Los cinco sordociegos que han aceptado el reto son la catalana Araceli, de 42 años, que adora caminar por la montaña y que ya participó el año pasado en el mismo reto; Maryam, una chica española de 37 años de origen marroquí; la escocesa Irene, de 63 años y apasionada de las largas caminatas; el húngaro Gabriel, de 43 años y que trabaja en la «Hungarian Deafblind Association», donde organiza convivencias de verano para personas con sordoceguera; y Fran, también catalán, de 40 años y que emprende esta aventura para honrar a su difunda esposa.