La preidenta del Banco Santander, Ana Botín junto al prsidente del Gobierno, Mariano Rajoy en Salamanca
La preidenta del Banco Santander, Ana Botín junto al prsidente del Gobierno, Mariano Rajoy en Salamanca

Ana Botín: «La educación nos aleja de extremismos y populismos, de pos-verdades y de la manipulación a la opinión pública»

La presidenta de Universia y el Banco Santander clausuró el IV Encuentro Interncional de Rectores en Salamanca en la que participó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy quien aseguró que España cuenta con centros universitarios del máximo nivel y «magníficos profesionales y extraordinarios docentes»

SALAMANCAActualizado:

«De la educación nacen la igualdad y la libertad, el pensamiento libre y crítico. Tumba prejuicios y abre las mentes, nos aleja de extremismos y populismos, de pos-verdades y de intentos de manipulación de la opinión pública».

Estas fueron las palabras de la presidenta de Universia y del Banco Santander, Ana Botín en el acto de clausura del IV Encuentro Internacional de Rectores en el que reclamó mayor protagonismo para la educación y mayores recursos públicos y privados.

El acto contó con la presencia del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco.

«Hablar de educación es hablar de un proyecto de país, de un proyecto de futuro», dijo Rajoy quien aseguró que España cuenta con centros universitarios del máximo nivel y con «magníficos profesionales y extraordinarios docentes»

Recordó que 2018 ha sido el año en que más becas se han concedido en España, y siguiendo esa línea, se ha mostrado dispuesto a seguir dando oportunidades porque el Gobierno no quiere que nadie que lo merezca se quede fuera.

«Queremos que sean más los que tengan oportunidades y actuaremos en consecuencia, y además queremos que los que más se esfuerzan tengan mayores facilidades. Por eso -ha avanzado- vamos a dotar con más recursos a los alumnos con un rendimiento más alto».

Por su parte, Botín señaló que «es el momento de pasar a la acción, de modernizar las universidades, concretar medidas y ejecutarlas». Para hacerlo, recurrió a las conclusiones del encuentro recogidas en la «Declaración de Salamanca», documento que, para Botín, «reitera el compromiso de las universidades para reinventarse y transformarse para seguir liderando el progreso».

Asi, ha señalado que Universia y el Banco Santander se comprometen con las líneas de esa declaración potenciando el capital humano de las universidades para garantizar mayor equidad en el acceso a oportunidade y el desarrollo de competencias técnicas y transversales. También se comprometió a fomentar las alianzas y el trabajo en red entre universidades así como la contribución a la transformación digital y a la gestión de su impacto en la sociedad para garantizar un crecimiento inclusivo y sostenible.

La declaración fue leída por Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca, quien señaló que el efecto de la revolución tecnológica está aquí y, por ello, señaló que es una prioridad que los líderes educativos «no solo conozcan sino que lideren esta revolución, anticipando cambios de paradigma en función de las realidades imperantes».

Así, los debates surgidos en Salamanca apuntaron cuáles son algunas de las acciones que la Universidad debe asumir: «flexibilizar y aplicar métodos educativos innovadores; alianzas, cursos y certificaciones con empresas de diferentes industrias; ofertas formativas híbridas y programas de capacitación y actualización en el lugar de trabajo y nuevas titulaciones, especialmente aquellas relacionadas con las ciencias computacionales, la inteligencia artificial, la ciencia de datos y la tecnología pero sin olvidar la educación humanística».

Investigación, seña de identidad

Además, en el documento se refleja un tema que sido un eje de debate durante el encuentro: la investigación. «La investigación y la formación de investigadores deben seguir siendo una de las señas de identidad de la universidad». Sin embargo, la forma de hacerla ha cambiado por lo que se ha instado a que la universidad «interactúe y colabore con organismos públicos y privados» y que la sociedad sea consciente de que la investigación universitaria aporta valor.

«La investigación debe ser abierta, participativa y colaborativa, lo que obliga, también, a revisar los paradigmas de financiación y evaluación de las universidades y los investigadores».

Además, se instó a que las universidades luchen contra la desigualdad social, «sean ejemplos de equidad y diversidad y actúen como agentes transformadores del sistema económico y social».

«Jóvenes profesionales centrados en el poder transformador de la tecnología»

Antes de finalizar su discurso, Ana Botín hizo una crítica, indirecta, a Mark Zuckerberg y los escándalos de Facebook con Cambridge Analytica.

«La transformación digital global está liderada por compañías nuevas, de un tamaño y un impacto de magnitud exponencial, que crecen a ritmos vertiginosos, dirigidas en ocasiones por jóvenes profesionales centrados en el poder transformador de la tecnología pero sin una atención similar al marco general en el que sus innovaciones se proyectan y sin contrapesos internos ni externos que permitan anticipar y gestionar el impacto que generan. Un impacto que no es sólo económico; alcanza también a los más amplios ámbitos sociales, afectando y modificando nuestras relaciones personales y colectivas, como algunos acontecimientos recientes han puesto de manifiesto».

«Padres del porvenir»

«Procuremos ser más padres de nuestro provenir que hijos de nuestro pasado», con esta frase de Unamuno, que fue rector de la Universidad de Salamanca, quiso resumir, Nekane Balluerka, rectora de la Universidad del País Vasco el espíritu de lo que se vivió en Salamanca: educación en el presente pero sobre todo, que mire al futuro.

Fue ella una del total de 700 rectoras y rectores que participaron en este evento auspiciado por Santander Universidades y Universia. Un total de 600 universidades (en representación de 10 millones de alumnos) de 26 países acudieron al encuentro que contó con 1.100 asistentes, entre ellos, 400 personas de empresas e instituciones.

Tres ejes de debate

El encuentro de rectores se dividió en tres ejes. El primero se tituló: «Formar y aprender en un mundo digital», donde se abordaron cuatro temas: formación, innovación e internacionalización, modelos educativos y evaluación de la educacion online.

El segundo eje: «Investigar en la Universidad, ¿un paradigma en revisión?», donde se abordaron cuatro temas: nuevos actores y espacios en la creación y transmisión de conocimiento, la ciencia abierta e interconectada (bibliotecas, publicaciones, etc), la importancia de la diversidad y la I+D+i.

El tercer y último eje se tituló: «Contribución al desarrollo social y territorial», donde se trataron: razones para fortalecer la relación entre universidad, empresa y sociedad, extensión universitaria y Objetivos de Desarrollo Sostenible, fomento y activación del empleo universitario, empleabilidad de los egresados universitarios y las universidades en sus territorios.