Bioingeniería «Con la bioimpresora 3D podemos intentar generar piel con pelo, algo que hasta ahora no era posible»

Un equipo de investigadores españoles de la Universidad Carlos III de Madrid, del CIEMAT y del hospital Gregorio Marañón, en colaboración con la empresa BioDan Group presentan el primer prototipo capaz de crear piel humana funcional

Bioimpresora 3D desarrollada por la UC3M, el CIEMAT, el hospital Gregorio Marañón de Madrid y la empresa BioDan Group - Foto EFE/Video YouTube

Científicos de laUniversidad Carlos III de Madrid (UC3M), del Ciemat (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) y del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, en colaboración con la empresa BioDan Group, han presentado un prototipo de bioimpresora 3D capaz de crear piel humana totalmente funcional. La clave estaría en las biotintas; en lugar de cartuchos con tintas de colores, se utilizan jeringas en las que se han introducido células extraídas del propio paciente y reproducidas in vitro antes de cargarlas en la bioimpresora. Así, por ejemplo, se podría reproducir cuero cabelludo del propio paciente.

El profesor del departamento de Bioingeniería e Ingeniería Aeroespacial de la UC3M y jefe de la Unidad Mixta CIEMAT/UC3M de Ingeniería Biomédica, José Luis Jorcano, explica a ABC que esta piel «puede ser trasplantada a pacientes o puede ser utilizada desde el punto de vista empresarial en el testeo de productos químicos, cosméticos o farmacéuticas».

Con este procedimiento se estandariza y automatiza la generación de piel, lo que abarata sus costes

Aunque ya hay procedimientos para fabricar piel humana in vitro en laboratorio, en los cultivos «manuales» la piel reproducida es homogénea en sus dos capas, epidermis y dermis, lo que no ocurre con la piel real. Con la bioimpresión se pueden reproducir las desiguales concentraciones de distintos elementos que la piel humana tiene -folículos pilosos o glándulas sebáceas-, dependiendo de la zona de la que se trate. «"A mano" no nos podíamos ni plantear hacer piel con pelo, ahora sin embargo, sí podemos intentarlo porque con esta técnica somos capaces de realizar deposiciones de biomateriales en posiciones muy precisas», indica Jorcano.

Riñones, hígado o corazón, en un futuro

Otra de las ventajas de este innovador proceso es que con la bioimpresión «se puede generar la piel de manera automatizada y estandarizada. Se objetiva el proceso de fabricación, que ya no dependería del criterio o de la habilidad del equipo de uno u otro laboratorio, además de abaratar el proceso», señala el investigador.

La fabricación de piel es solo la primera fase de esta investigación. «Lo siguiente que tenemos en el horizonte es reproducir otros tejidos de geometría -cilíndrica- más compleja como vasos sanguíneos, uretra, vejiga urinaria. El objetivo final es acabar reproduciendo tejidos tridimensionales complejos como corazón, riñón, hígado... que tienen el problema añadido de tener su propia vascularización», concluye Jorcano.

Toda la actualidad en portada

comentarios