El azúcar oculto que tienen alimentos que consumes a diario, como las tostadas, y no lo sabías

La página web «SinAzucar.org», que forma parte de una iniciativa «que pretende mostrar de forma gráfica la cantidad de azúcar que tienen en su composición muchos de los productos industriales que consumimos habitualmente», explican en su página web

MADRIDActualizado:

Seguro sabe que si se toma un refresco consumirá más del azúcar permitida.

Una sola lata tiene 30 gramos de azúcar, más o menos el equivalente a seis cuacharaditas de té o 5 gramos más del total permitido (25gr.) que debería ingerir un niño en todo el día, según la Asociación Americana de Cardiología. La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, recomienda que los adultos disminuyan el consumo de azúcar al 5% de la ingesta calórica diaria, lo que equivale a una cucharada sopera al día.

Pero puede que no esté tan al corriente de la cantidad de azúcar que puede llegar a tener un yogur sin lactosa (13,6g de azúcar, el equivalente a 3,4 terrones), un yogur 0% grasa (16gr de azúcar osea 4 terrones), un zumo de frutas (36,7g de azúcar, más de 9 terrones), y hasta dos tostadas de pan de molde tienen 6gr de azúcar, ¡un terrón y medio!

Son los datos de la página web «SinAzucar.org», que forma parte de una iniciativa «que pretende mostrar de forma gráfica la cantidad de azúcar que tienen en su composición muchos de los productos industriales que consumimos habitualmente», explican en su página web.

Las imágenes, acompañadas por una torre de los terrones que tiene el alimento en cuestión vienen a demostrar que hay nuevos enemigos. Ya no son solo los refrescos, las galletas o las hamburguesas, también hay que prestar atención a alimentos que consumimos habitualmente, o no tanto, pero que pueden engañarnos a simple vista. Por ejemplo, un brik de tomate pequeño tiene 16 gramos de azúcar (4 terrones), lo mismo que un donuts.

SINAZUCAR.ORG

El líder del proyecto no es nutricionista, es fotógrafo. Se llama Antonio R. Estrada y ha decidido usar sus capacidades con la cámara para vender de la misma manera que hace la industria las fotos: «Fotografía limpia, iluminación cuidada, retoque atractivo, impacto visual, etc», explica.

La guerra al azúcar no solo se la declararon la OMS o los cardiólogos. También lo hizo el Gobierno de España. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro anunció a primeros del mes de diciembre una subida de impuestos al tabaco, al alcohol y a las bebidas azucaradas. No se sabe aún cuál será el porcentaje de aumento sobre estas últimas porque el Gobieno quiere aprobar un proyecto de ley pactado con los grupos parlamentarios. Una referencia, es el 20% sugerido por la Organización Mundial de la Salud, aunque parece difícil que se concrete tal cifra dada su magnitud.

Cuidado con los aliementos para niños

La página también alerta sobre los alimentos para niños.

Por ejemplo, una botella pequeña de yogur bebible para niños tiene 13,4g de azúcar, el equivalente a 3,4 terrones. Un vaso de leche chocolateada contiene 10.8g de azúcar, casi 3 terrones. Estrada acompaña el texto agregando que este producto es patrocinado por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP).

Contra la lacra de la obesidad infantil está luchando España y también Europa. La organización del consumidor europeo (BEUC), ha denunciado con una reciente campaña que las empresas de alimentación y bebidas no están haciendo lo suficiente y les urge a detener la publicidad dirigida a menores que promueva hábitos o alimentos no saludables.

En el caso de España, por ejemplo, la OCU, que forma parte de BEUC, pidió la retirada del anuncio «La prueba», de Sojasun, por promover el rechazo infantil a la verdura. Otro ejemplo en nuestro país es el de Kinder, en el que se propone a los pequeños ser «la nueva cara» de la compañía. «Hay una app que permite que los padres suban una foto de sus hijos para convertirse en el nuevo rostro de Kinder. En este caso, no hay un marketing directo hacia los niños, pero indirectamente, ¿quién no compraría el producto si ve su cara en el paquete?», explica Ilaria Passarani, jefa del departamento de alimentación y salud de BEUC.