Trabajadores sanitarios se protegen antes de atender a los pacientes
Trabajadores sanitarios se protegen antes de atender a los pacientes - EFE

La OMS aprueba el uso de 4.000 vacunas contra el ébola en el Congo

Están destinadas al personal sanitario y a las personas cercanas a los enfermos

Corresponsal en GinebraActualizado:

Tras la reaparición del virus ébola a principios de abril en la República Democrática del Congo, que ya ha contagiado a 41 personas y causado 19 víctimas mortales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció ayer que ha recibido la autorización para enviar y utilizar sobre el terreno, a partir del próximo lunes, una vacuna experimental contra el ébola. Este medicamento ya había sido utilizado en 2015 en Guinea Ecuatorial.

La campaña de vacunación está destinada no sólo a los contactos de las personas sospechosas de haber contraído el virus, sino también al personal médico y a los expertos epidemiólogos. De esta forma se pretende evitar que las personas que prestan «los primeros auxilios» se contagien y sean a su vez foco de infección

Las autoridades de la República Democrática del Congo junto con el Ministerio de Salud de este país han puesto en marcha un plan para coordinar la ayuda de emergencia a la región afectada. Además, la OMS enviará a cincuenta expertos en salud pública que apoyarán a los equipos locales. Estos profesionales se concentrarán principalmente en Bikoro, Iboko y Mbandaka, lugares donde se reforzarán las medidas de vigilancia.

Permiso de importación

La OMS señaló que se enviarán unas 4.000 dosis de vacunas, que serán administradas con el apoyo de Médicos Sin Fronteras (MSF) en unos quince centros de distribución situados principalmente en la zona de Mbandaka. Sólo el puente aéreo que se abrirá entre las poblaciones de Kinshasa, Mbandaka y Bikoro durante tres meses, tiene un presupuesto de 2,4 millones de dólares.

El director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha asegurado que «tenemos la autorización y el permiso de importación. Todos los trámites necesarios han sido efectuados para transportar una vacuna segura, eficaz y que ya ha sido probada». La vacuna, puesta a punto en 2016, tiene aún el estatuto de medicamento experimental, al no tener todavía licencia. Una de sus particularidades es que tiene que ser mantenida a una temperatura extremadamente baja, entre – 60° y – 80°, para que pueda conservar sus propiedades. Como consecuencia de este requisito, transportarla conlleva múltiples problemas logísticos de transporte. Denominada rVSV-ZEBOV, fue probada durante 2015 entre 11.841 personas. Ninguna de estas personas tu síntomas del virus.

El coste de la operación es de 25 millones de dólares.