Antártida
Antártida - Efe

La Antártida pierde 3 billones de toneladas de hielo en 25 años

Ha provocado un aumento de casi 8 milímetros en el nivel del mar, según una investigación de casi medio centenar de instituciones

Actualizado:

Contiene tal cantidad de hielo que podría hacer crecer el nivel del mar hasta 58 metros, y su actual trayectoria no apunta en una buena dirección. Desde 1992, la Antártida ha perdido tres billones de toneladas hielo y el nivel del mar ha crecido casi 8 milímetros como consecuencia. Es la principal conclusión del informe que este miércoles publica «Nature», el más completo realizado hasta la fecha sobre la capa de hielo de la Antártida. Han participado 88 expertos de 44 organizaciones internacionales, con la tecnología satelital más avanzada.

Los investigadores llevan años intentanto calcular la pérdida de hielo de la Antártida, uno de los indicadores más visibles del cambio climático y el calentamiento global. Sabían que el continente antártico se derrite, pero ahora también saben el ritmo al que lo hace y dónde. Si de 1992 a 2012 perdía de media 76.000 millones de toneladas anuales, desde 2012 lo hizo a un ritmo de 219.000 millones de toneladas. La velocidad se ha multiplicado por tres.

«Ha habido un aumento en la pérdida de hielo de la Antártida durante la última década y está provocando que el nivel del mar aumente más rápido hoy que en cualquier otro momento de los últimos 25 años», dice uno de los autores principales del estudio, el profesor Andrew Sheperd, de la Universidad de Leeds.

La Antártida Occidental, la más afectada

Según los investigadores, el aumento en la pérdida de hielo del continente en su conjunto es una combinación de aceleración de los glaciares en la Antártida Occidental y en la Península Antártica, y un menor crecimiento de la capa de hielo en la Antártida Oriental.

La zona más afectada es la Antártida Occidental. Ha pasado de perder 53.000 millones de toneladas al año a 159.000 millones. La mayor parte proviene de los inmensos glaciares Pine Island y Thwaites, que se están retirando rápidamente debido al calentamiento de los océanos.

En el extremo norte del continente, el colapso de la plataforma de hielo en la Península Antártica ha provocado un aumento de 25.000 millones de toneladas por año en la pérdida de hielo desde principios de la década de 2000. La capa de hielo de la Antártida Oriental se ha mantenido cerca de un estado de equilibrio en los últimos 25 años, con un promedio de 5.000 millones de toneladas de hielo al año.