Imagen de archivo del río Odiel, en Huelva
Imagen de archivo del río Odiel, en Huelva - EFE
Sociedad

Activada la alarma en Huelva por el vertido de una mina al río Odiel

Los trabajos de sellado del conducto están ya completados al 75% y desde la Junta aseguran que el incidente no afectará a los ciudadanos del municipio de La Zarza, donde se encuentra la mina

Actualizado:

La Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía ha activado el nivel 1 del Plan de Emergencia Territorial de Andalucía por un vertido de agua desprendido de la mina de La Zarza, en Huelva, y que en el día de ayer fue a parar al río Odiel.

El objetivo de esta medida es el de facilitar la movilización de recursos públicos y privados para que los trabajos de sellado del conducto por el que se comenzó a verter el agua puedan realizarse lo antes posible. Para cerrar este canal, los operarios están utilizando arcilla. Los trabajos ya están completados a un 75%.

El agua que se está vertiendo al río procede de la corta minera de La Zarza, que no está activa, donde llegó tras las intensas precipitaciones que tuvieron lugar en territorio onubense hace dos semanas. La Junta ha tenido que actuar en la zona debido a que la empresa responsable de ello no lo ha hecho, a pesar de haberle sido comunicada la apertura de expediente por parte de la Administración si no acometían estos trabajos.

El delegado de la Junta en Huelva, Francisco Romero, envió a través de los medios de comunicación un mensaje de «tranquilidad y prudencia», tras haber descartado que el incidente pudiera afectar a los ciudadanos residentes en el municipio de La Zarza. Romero explicó que se había producido en la propia galería «una acumulación por desprendimiento de tierra y un tapón en el desagüe». Un tapón que, «al parecer», se rompió y que ocasionó el derrame, aunque el delegado asegura que se trata de «agua de lluvia y no vertidos, pero que puede tener una incorporación de metales propios de la naturaleza»

A lo largo del día de ayer se constituyó un equipo formado por especialistas de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, servicios de emergencia y de otras áreas que llevan desde entonces trabajando en el lugar de lo sucedido para detectar las posibles implicaciones ambientales sobre el río Odiel y para supervisar las tareas desarrolladas en el complejo minero destinadas a frenar la salida del agua.

Además, la Junta requirió a las empresas Nueva Tharsis y Ormonde España, propietarios de los derechos de la mina y el terreno respectivamente, que actuasen de inmediato para prevenir y detener las fugas de las aguas mineras. El Gobierno Andaluz ha abierto un expediente informativo contra ambas empresas, que podría derivar en un expediente sancionador.

Desde Ecologistas en Acción, por su parte, denunciaron la situación, mostrando preocupación ante la filtración, que aseguran estar investigando.