EP

600.000 niños mueren anualmente por enfermedades respiratorias relacionadas con la calidad del aire

Unos trescientos millones de niños viven en zonas que tienen niveles de polución hasta seis veces superiores a las normas internacionales, según un informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia

Actualizado:

Unos trescientos millones de niños viven en zonas que tienen niveles de polución hasta seis veces superiores a las normas internacionales y alrededor de 600.000 mueren anualmente a causa de enfermedades respiratorias relacionadas con la calidad del aire, según un informe publicado este lunes por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

A través de este informe UNICEF lanza una señal de alarma a los dirigentes mundiales que se reunirán a partir del próximo 7 de noviembre en Marrakech (Marruecos), dentro del marco de la conferencia de países que forman parte de la convención de la ONU sobre cambio climático (COP22), para que tomen medidas que reduzcan los niveles de contaminación en sus países.

El director de UNICEF, Anthony Lake, declaró que «la polución del aire contribuye de manera importante a la mortalidad infantil y a la muerte de más de medio millón de niños menores de cinco años cada año mientras que amenaza la vida y el futuro de millones de otros».

«Ninguna sociedad actual puede permitirse el lujo de ignorar la polución ya que las sustancias contaminantes no sólo dañan los pulmones de los niños sino que además pueden atravesar la barrera protectora de su cerebro y afectar de inmediato el desarrollo del mismo», afirmó Lake.

De acuerdo con la organización que protege la infancia, unos dos mil millones de niños viven en zonas que tienen una fuerte polución del aire debida principalmente a las emisiones de partículas finas de los vehículos, la utilización intensiva de carburantes fósiles o al polvo que proviene de la quema de basuras.

Respiración más rápida

Según las últimas cifras publicadas en el estudio de UNICEF, que se apoyan en ímagenes captadas por satélite, la región que cuenta el mayor número de menores viviendo en zonas altamente contaminadas es la de Asia del Sur, con 620 millones, seguida de África con 520 millones y Asia del Este y del Pacífico con 450 millones.

Los autores del informe destacan también que la polución interior de las habitaciones, en los países donde se utiliza la leña para cocinar y como combustible, afecta principalmente a los niños ya que estos respiran más rápido que los adultos aspirando una cantidad de aire superior respecto a su masa corporal.

La calidad del aire es una de las mayores amenazas para la salud infantil ya que la contaminación en las habitaciones y al exterior de las mismas es responsable de la frecuencia de neumonías y de otras enfermedades respiratorias que causan la muerte de uno de cada diez niños menores de cinco años, señaló UNICEF.