Sociedad

Un informe de Estados Unidos denuncia expresiones antisemitas en España

Cuestiona la dificultad para construir templos de las minorías religiosas, en especial la musulmana

El secretario de Estado estadounidense John Kerry en la presentación del informe anual sobre la libertad religiosa
El secretario de Estado estadounidense John Kerry en la presentación del informe anual sobre la libertad religiosa - efe
manuel erice - Corresponsal En Washington - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Las expresiones antisemitas y antimusulmanas persisten en distintos puntos de España, junto a “las dificultades de integración y los prejuicios sociales”, según denuncia el informe sobre libertad religiosa en el mundo que como cada año elabora el Departamento de Estado norteamericano. También se ponen de manifiesto los obstáculos que encuentran las minorías a la hora de ejercer su práctica religiosa, y, en particular, a la hora de “recibir licencias para la construcción de templos”.

El documento, presentado por el secretario de Estado, John Kerry, y que será remitido en breve al Congreso, realiza un repaso de todas las circunstancias relacionadas con el ejercicio de la libertad religiosa en el mundo en 2014. Para su elaboración, la Administración estadounidense ha contado con información de los diferentes gobiernos, líderes religiosos, ONG y periodistas.

En el caso de España, la denuncia de antisemitismo cita como caso más llamativo las “aproximadamente 18.000 alusiones despectivas que circularon en las redes sociales contra los judíos e israelíes”, coincidiendo con el partido de baloncesto entre el Real Madrid y el Maccabi de Tel Aviv, celebrado el 18 de mayo. Se apunta también que las autoridades abrieron una investigación, pero no precisan sus resultados.

También hace referencia el documento al caso de un concejal de Tortosa (Tarragona), que en febrero fue detenido después de pintar las paredes de la nueva mezquita de la localidad con las palabras: “¡Ni moros ni mezquitas. Basta ya!”.

El informe norteamericano cuestiona también las “probadas dificultades” de las minorías religiosas para poder edificar templos, y sitúa los principales casos en Cataluña, Andalucía, Madrid, Ceuta y Melilla. Aunque también se refiere a las comunidades judía y evangélica, el documento se centra fundamentalmente en la musulmana, que ha visto en distintas ocasiones “cómo se demoran durante meses, a veces durante años”, las licencias para construir mezquitas. En el caso de Cataluña, precisa, en 2014, los musulmanes llegaron a dispersarse “hasta en 230 centros de rezo, en ausencia de una mezquita”.

Otra de las críticas del informe norteamericano se centra en “la prohibición de los distintos tipos de velo en trece municipios españoles, la mayoría de ellos catalanes”.

Toda la actualidad en portada

comentarios