La medida forma parte de varias medidas para «promover los transportes no contaminantes»
La medida forma parte de varias medidas para «promover los transportes no contaminantes» - reuters

Francia dará 25 céntimos de euro por kilómetro pedaleado hasta el trabajo

La ministra de Ecología anuncia prácticas para reducir la contaminación y mejorar la salud, como indemnizar con mil euros a quien reemplace su sistema de calefacción por otro menos tóxico

Actualizado:

El gobierno francés pagará 25 céntimos de euro por kilómetro a quienes vayan al trabajo en bicicleta, «con el objetivo de reducir la contaminación y mejorar la salud de los franceses».

La medida ya fue anunciada con mucho aparato publicitario el mes de junio pasado. Pero la ministra de asuntos ecológicos, Ségolène Royal, madre de los cuatro hijos del presidente François Hollande, ha deseado «relanzarla» y «matizarla» en el marco de la campaña nacional destinada a presentar la gran conferencia mundial sobre el medio ambiente que debe celebrarse en París a finales del próximo mes de noviembre.

El pago de 25 céntimos de euro por kilómetro, a quienes vayan al trabajo en bicicleta, forma parte de un paquete de medidas más «ambiciosas» destinadas a «promover los transportes no contaminantes».

El pago de esos 25 céntimos de euro por kilómetro comenzará a ser efectivo a partir del 1 de enero próximo, para quienes consideren oportuno hacer ese tipo de ahorros y economías «familiares». La medida entrará en vigor «en paralelo» a otra decisión gubernamental: las empresas deberán pagar el 50 % del transporte público que utilicen sus asalariados.

A juicio de Ségolène Royal la bicicleta «subvencionada» y el transporte público pagado por las empresas deberán tener «efectos espectaculares», si los usuarios cumplen «a rajatabla» las decisiones de la doctrina ecológica gubernamental.

En terrenos menos «experimentales», la ministra de asuntos ecológicos prosigue su guerra sorda con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en el terreno sensible de la polución parisina. Mientras la alcaldesa desea nuevos poderes municipales y una gestión municipal de las crisis, la ministra del ramo continúa defendiendo la circulación automovilística en días alternos cuando se temas «picos» de polución.

Ségolène Royal anuncia y confirma otras dos medidas: una prima de 10.000 euros para quienes compren un vehículo eléctrico y lleven al desguace otro con motor de explosión. Y una prima de 1.000 euros para quienes adopten sistemas de calefacción «no contaminantes».