Imagen de la campaña «Tu hijo es lo que comes»
Imagen de la campaña «Tu hijo es lo que comes» - srs

Polémica e impactante campaña a favor de la lactancia: «Tu hijo es lo que comes tú»

Actualizado:

¿Alimentarías a tu bebé a base de hamburguesas? Probablemente respondas que no, pero eso es lo que estarías haciendosi las consumieras durante el embarazo. Si llevas una dieta basada en comida basura, tu hijo se alimentará con ella. Sobre esto quiere concienciar la campaña «Tu hijo es lo que comes», diseñada en Brasil por la Sociedad Pediátrica de Río Grande del Sur (SPRS).

La llamativa iniciativa viene acompañada de tres imágenes donde se puede ver a una madre amamantando a su bebé con su pecho en forma de una hamburguesa, un refresco o un donut. Con su campaña, la SPRS le recuerda a las embarazadas que es posible que dañen la salud de sus hijos, si llevan dietas poco saludables durante la gestación.

Según señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), durante el embarazo «la dieta debe suministrarle (a la mujer) todos los elementos necesarios para que al crecer el óvulo o huevo fertilizado, se convierta en un feto viable y luego en un bebé a término. A medida que la mujer se nutre a sí misma también nutre al feto en crecimiento».

Por esta razón –agrega la entidad–, «una dieta adecuada durante el embarazo ayuda a la madre a ganar el peso adicional que es fisiológicamente deseable y a garantizar el peso normal del bebé al nacer».

La FAO también señala que durante la etapa de lactancia aumenta las necesidades de nutrientes de la madre, ya que éstos son los que directamente enriquecen la leche de la que se alimenta el bebé. «La leche humana tiene una composición muy constante y se afecta única y selectivamente por la dieta de la madre», asegura el organismo.