Es Noticia
ABC
SociedadTitulares del díaLas 6 noticias que debes saber hoy, martes 21 de noviembre

España renuncia a equiparar el cigarrillo electrónico al tabaco

Actualizado:

El Ministerio de Sanidad no equiparará el cigarrillo electrónico al tabaco en la próxima normativa que regula la fabricación, presentación y venta del tabaco y de sus productos. El borrador del Real Decreto que ha presentado el Gobierno restringe la venta y la publicidad de los «e-cigarrillos», pero no prohíbe su consumo en todos los espacios cerrados, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud y reclamaban las principales sociedades científicas.

Sanidad ya había acotado la utilización de este sustituto del tabaco en la Ley General para la Defensa de los Consumidores. En esa normativa se prohibía en colegios, zonas de juego y parques infantiles, hospitales y centros de salud, en instalaciones de las administraciones públicas, servicios de atención al ciudadano y transporte público. Pero el Ministerio dejó abierta la posibilidad de ir más lejos e impedir el «vapeo» en todos los espacios cerrados, incluidos bares y restaurantes, como ya se hace con el tabaco convencional. Finalmente no lo hará. Sí prohíbe su publicidad como exigió Europa, y también acota, por primera vez, sus puntos de venta.

Prohibido en internet

El texto, que ahora está en fase de alegaciones, prohíbe la venta de los cigarrillos electrónicos en internet y solo lo permite en estancos, tiendas especializadas, parafarmacias y, sorprendentemente, también en farmacias. La dispensación en un establecimiento donde se venden fármacos es una de las cosas que más ha llamado la atención al Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, una organización en la que están representados neumólogos, cardiólogos, oncólogos... y todas las especialidades médicas vinculadas al tabaco y sus consecuencias.

«Nos sorprende que específicamente se cite a las oficinas de farmacia como un lugar idóneo para la venta de un producto que aunque no es tan tóxico como el tabaco su vapor no es inocuo y no ha demostrado ser una ayuda para dejar de fumar», señala Francisco Rodríguez Lozano, presidente de la Red Europea de Prevención del Tabaquismo.

Una oportunidad única

Sanidad se defiende y asegura que su texto regula por primera vez su venta. Considera además que las farmacias están autorizadas para vender «productos de consumo» como el cigarrillo electrónico. «El matarratas también es un producto de consumo y no se dispensa en las farmacias», apunta Rodríguez Lozano quien cree que se ha «perdido una oportunidad única para que España vaya más lejos que otros países europeos y lidere la lucha contra el tabaco.

El Real Decreto que ha elaborado el Departamento de Alfonso Alonso incorpora al ordenamiento jurídico español la última directiva europea del tabaco aprobada en abril del año pasado, donde se regula por primera vez un dispositivo para dejar de fumar sobre el que se tienen dudas.

La propia OMS ha advertido que los cigarrillos electrónicos no están compuestos solo de vapor y de agua, como a menudo dicen sus fabricantes, sino de otros componentes que pueden tener consecuencias dañinas en la salud humana. La agencia sanitaria de Naciones Unidas cree que hay un riesgo para salud y apunta a la posibilidad de que puedan incluso provocar cáncer. su recomendación es prohibir su consumo en lugares públicos cerrados «mientras continúan las investigaciones sobre sus riesgos».

El Ministerio de Sanidad recuerda que, a corto plazo, se han hallado efectos adversos en las vías respiratorias de sus usuarios, similares a aquellos asociados al humo del tabaco, aunque son necesarios más estudios para conocer daños a largo plazo.

Adiós al empaquetado genérico del tabaco

Outbrain