Dormir es clave para poder rendir bien a diario
Dormir es clave para poder rendir bien a diario - Fotolia

Siete sencillos consejos para dormir mejor y combatir el insomnio

Actualizado:

Descansar bien es clave para poder afrontar el día con ánimo y seguridad. A su vez, es determinante para tener una buena salud y la cabeza fresca y despejada. No obstante, los malos hábitos y el estrés que se padecen a diario hacen que dormir se convierta en ocasiones en un calvario contra el que muchos se dan de bruces. Por ello, desde la versión digital del diario «Daily Telegraph» proponen una serie de consejos para combatir el insomnio y cerrar, al fin, los ojos de forma placentera. Estos van desde mantener una rutina a la hora de meterse en la cama, hasta alejarse de las pantallas del ordenador.

1-Procura acostarte y levantarte siempre a la misma hora. ¿Quién no se ha quedado en la cama el domingo hasta las 12 del mediodía y, posteriormente, no ha podido dormir por la noche? Esta práctica es sumamente habitual. Para combatirla los expertos aconsejan acostarse y despertarse a la misma hora o, como mucho, no variar demasiado los horarios, pues de esta forma se consigue que el «reloj biológico» no sufra y no te haga estar despierto a altas horas de la noche cuando, en la jornada siguiente, tienes que trabajar.

2-No luches contra el sueño. Asúmelo. Si no puedes dormir, no lo vas a conseguir pensando en que tienes que acostarte, pues eso solo te generará ansiedad. Lo mismo sucede cuando tienes mucho sueño y, como estás pasándolo bien, no quieres meterte en la cama.

3-Controla la temperatura de tu dormitorio. Es una de las pautas más difíciles durante el verano, pero es necesario mantener tu habitación entre los 16 y los 18 grados para favorecer el descanso. Y es que, un cuerpo fresco favorece la liberación de la hormona del sueño (melatonina). Por otro lado, el cuarto debe estar también ordenado, pues esta es una característica que relaja la mente del ser humano.

4-La postura corporal. Deberíamos pasar un tercio de nuestra vida durmiendo (8 horas de 24). Por ello, es importante tener en cuenta qué postura corporal adquirimos a la hora de acostarnos y saber si puede causarnos daño durante el sueño. Si duermes de lado, por ejemplo, un truco es poner la almohada entre las piernas para minimizar la torsión de la espalda.

5-Comer alimentos que favorezcan el sueño. Si no puedes dormir, puedes ingerir alimentos que promuevan la liberación de melatonina. Entre ellos destacan la leche, las almendras, la manzanilla, la avena o los plátanos. Con todo, ten cuidado, pues aunque no hay que irse a la cama con hambre, cenar justo antes de acostarte no favorece el sueño.

6-Huye de las pantallas. Puede parecer una obviedad pero, a día de hoy, son muchos los que se van a la cama con el teléfono móvil cerca de su cara. Sin embargo, el brillo del móvil desconcierta al cerebro y le hace pensar que es de día, lo que dificulta el sueño.

7-Sigue la regla de los 20 minutos. Esta norma es sencilla. Si a los 20 minutos no has logrado dormir, lo mejor es que dejes de intentarlo y hagas algo que estimule el sueño como leer un libro. Cuánto más vueltas des en la cama, más frustrado te sentirás.