Hospital de Olot (Girona), donde se diagnosticó el caso de difteria de un menor
Hospital de Olot (Girona), donde se diagnosticó el caso de difteria de un menor - efe

El Colegio de Barcelona estudia sancionar a sus médicos antivacunas

La doctora Magda Campins, de la junta de gobierno del COMB, no descarta expulsiones

Actualizado:

El caso de difteria detectado este mes en Olot (Barcelona), que mantiene ingresado en un hospital y en estado grave a un niño de 6 años que contrajo la enfermedad tras no ser vacunado, ha reabierto el debate sobre las vacunas. Además de reabrir la polémica sobre si vacunar debería ser obligatorio, la alerta sanitaria en Olot ¬–que ha obligado a controles de vacunación y a aislar y tratar a ocho niños y un adulto del entorno del niño enfermo que son portadores de la bacteria aunque están vacunados– ha centrado las miradas contra los colectivos llamados «antivacunas», entre los que se incluyen médicos. Como la monja catalana benedictina Teresa Forcades, otrora azote de la vacuna para la gripe A. Ante eso, algunos profesionales de la medicina han decidido reaccionar.

La jefa del Servicio de Medicina Preventiva i Epidemiología del Hospital de Vall d’Hebron, Magda Campins, anunció ayer que que el Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) –de cuya junta de gobierno ella es miembro–, estudia la posibilidad de abrir un expediente sancionador a los profesionales colegiados que promuevan no vacunar. Campins lo dijo durante una entrevista en Catalunya Ràdio en la que criticó a la monja Forcades y a otros médicos colegiados que «están actuando en contra de la evidencia científica». Y aseguró que sus afirmaciones son totalmente «erróneas y engañan a la población».

Contra la monja Forcades

Campins recordó a los padres que optan por no vacunar a sus hijos que «las personas que morían de difteria eran las personas que no llegaban a tiempo, que no tenían un médico al lado que les pudiera hacer una traqueotomía, y morían de asfixia».

Sobre la posibilidad de que el COMB expediente a aquellos de sus facultativos que promuevan no vacunar, Campins detalló que están «valorando» si la comisión deontológica del Colegio debe hablar con estos médicos y «decirles que, o cambian sus afirmaciones» contra la vacunación, o podrían ser objeto de un expediente sancionador. Campins, además, no descartó que si el galeno expedientado no cejara en su actitud, podría ser apartado de su profesión durante un tiempo y, si no desistiera en no promover la vacunación, finalmente se plantearía su expulsión del colegio, lo que le impediría ejercer su profesión.

En este sentido, la dirigente del Colegio de Médicos de Barcelona quiso recordar que la monja Forcades nunca ha ejercido como médico.

Campins explicó que desde el COMB ya han «instado» a algunos de sus colegiados de la sección de homeopatía a pronunciarse públicamente en favor de la vacunacón. El pasado lunes, la sección de médico homeópatas del COMB emitidó un comunicado en el que reconoce que las vacunas son efectivas para la prevención de enfermedades y que sólo mantienen discrepancias en cuanto a algunos detalles del calendario de vacunación.

«La homeopatía ofrece tratamientos no convencionales que pueden reforzar la respuesta inmunitaria de los pacientes y que puede suponer un buen complemento a la acción preventiva de las vacunas», señalaba el comunicado. Los médicos homeópatas reclamaron respeto al derecho a no ser tratado, aunque recordaron su responsabilidad de proteger a los menores y a la comunidad.

Pese al caso de difteria de Olot, el primero que se declara en España desde 1987 de una enfermedad que se consideraba ya erradicada en nuestro país gracias a las vacunas, algunos padres siguen reacios a aplicar estos tratamientos preventivos a sus hijos.

Según reveló esta semana el consejero catalán de Salud, Boi Ruiz, en las escuelas de Olot hay todavía 47 niños sin vacunar. Ante esta situación, el responsable catalán de salud anunció el impulso de una campaña de concienciación para ofrecer «información veraz» sobre la eficacia de las vacunas que se pondrá en marcha en las próximas semanas.