«Spice» es la marca más común de un sucedáneo de cannabis creado en el laboratorio
«Spice» es la marca más común de un sucedáneo de cannabis creado en el laboratorio - afp

«Spice», la peligrosa alternativa a la marihuana

Actualizado:

La situación de los estudiantes de la Universidad de Lancaster que tomaron «una sustancia desconocida» es aún crítica.

La policía británica todavía busca el elemento causante, pero los informes iniciales sugieren que se trató de «Spice», la marca más común de un sucedáneo de cannabis creado en el laboratorio, informa la BBC.

En Estados Unidos, también se registraron intoxicaciones por la sustancia sintética. Las autoridades del estado de Nueva York, por ejemplo, emitieron el pasado 19 de abril una alerta de salud a raíz de un dramático aumento de consultas en los hospitales por emergencias relacionadas con esa sustancia sintética.

Y es que, en nueve días, 160 pacientes han sido trasladados a hospitales en todo el estado, debido a reacciones adversas al cannabinoide. La Asociación Estadounidense de centros de control de venenos registró ese mes 1.500 casos de intoxicación por cannabinoides sintéticos, cinco veces más que el mes anterior (269). Y América Latina tampoco es ajena a esta realidad.

Estructura química distinta

Los efectos de la marihuana sintética en la mente son similares a los del cannabis natural, pero su estructura química es distinta, al igual que sus efectos secundarios, aún poco estudiados.

El producto consiste en hierbas rociadas con sustancias sintéticas que imitan el tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente activo natural que se encuentra en la marihuana y que es el responsable de sus efectos tóxicos.

Algunos expertos señalan que la droga que se comercializa bajo el nombre de Spice o K2, pero también se conoce como «fake weed» (hierba falsa), «Skunk» o «Kronic», puede tener un efecto 100 veces más potente que la droga a la que imita.