Anna Ursu
Anna Ursu - MIRROR

Muere electrocutada al hacerse un «selfie» en el techo de un tren

Actualizado:

Anna Ursu, de 18 años, estaba obsesionada con los «selfies» y la última idea que tuvo para una de esas autofotos acabó trágicamente. Ursu y una amiga fueron a la estación de la ciudad de Iasi, en Rumanía, donde subieron al techo de un tren para tomar un «selfie especial» y publicarlo en Facebook.

Cuando la joven subió al techo del tren, entró en contacto con una corriente de 27.000 voltios que alcanzó su cuerpo y entró en llamas. La descarga fue tan fuerte que su amiga salió volando.

A pesar de los esfuerzos por salvarla de una persona que estaba cerca, y que puso en peligro su propia vida, no fue posible debido a que el 50% del cuerpo de Ursu estaba quemado.

Según ha comentado la amiga de la joven fallecida, que se encuentra en el hospital recuperándose, solo querían hacer su «último selfie» y no pensaron en el peligro.

Ursu no llegó a tocar los cables, según ha comentado la policía al periódico Daily Mail, pero su cuerpo entró en contacto con el campo eléctrico que rodea las líneas de alta tensión y su cuerpo recibió una fuerte descarga.