El veterinario les dirá cuándo y cómo se deben administrar las vacunas
El veterinario les dirá cuándo y cómo se deben administrar las vacunas - abc

Perros, gatos, conejos y hurones...¡A vacunar!

Todo propietario es responsable de la salud de sus mascotas. Una de estas medidas es la vacunación. Perros, gatos, conejos y hurones tienen que ser vacunados. Solo es efectiva si están sanos, desparasitados y su sistema inmune es maduro

Actualizado:

El veterinario es el profesional que se encarga no sólo de curar a nuestras mascotas cuando enferman; sino también es el que responde a las dudas de los dueños además de indicar las medidas preventivas más adecuadas. Una de estas «medidas» es la vacunación. Consiste en la inoculación de una sustancia (microorganismo atenuado, fracción de un virus,etc), el organismo reacciona frente a ella y crea defensas (anticuerpos).

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la vacuna sólo será efectiva si el animal está sano, correctamente desparasitado y se pone en el momento adecuado, es decir, cuando el sistema inmune es maduro. El tipo de vacunas y la frecuencia puede variar según hábitos y zona geográfica en la que viva. Es vital vacunar nuestro perro para que no contraiga ninguna de estas enfermedades, algunas de ellas mortales. La vacunación es una acción preventiva que le puede salvar la vida, por lo que es recomendable no escatimar en gastos.

El plan de vacunación debe ser diseñado por el veterinario pero, por lo general, en el caso de los perros, los cachorros suelen recibir su primera vacuna a partir del mes y medio a dos meses de edad. Deben ser inmunizados frente a las siguientes enfermedades: parvovirosis, moquillo, hepatitis canina y leptospirosis.

Después, a partir de los cinco meses, hay que vacunarlos contra la rabia. En palabras de Javier Álvarez de la Villa del Centro Clínico Veterinario Víctor de la Serna: «La Rabia es una vacuna obligatoria en todo el territorio nacional, de gran importancia para seguir conservando el estatus de España de país libre de esta grave enfermedad, que afecta a animales y hombre. Es, pues, una medida muy importante a tomar y se justifica su obligatoriedad, pues es una enfermedad endémica en los países del Este de Europa y África. Eso sí, en función de cada Comunidad Autonómica, la obligatoriedad de vacunar anual o bianual».

Por último, cada año, el perro debe acudir al veterinario y una vez que compruebe su estado de salud, le administre las revacunaciones. Por otra parte el veterinario comenta que «la edad mínima que tendrá el cachorro para comenzar a salir al exterior donde se socializará y aprenderá a manejar sus esfínteres (esto último preocupa mucho a los veterinarios por motivos obvios) será de 3 meses más una semana . Los tres meses será la fecha de la última revacunación y, una semana, el tiempo en que esta, tarda en ser efectiva, al producirse en esta última, una cantidad elevada de los necesarios anticuerpos protectores».

Las vacunas como en los humanos pueden producir reacción. Para Javier Álvarez de la Villa, «estos son mínimos en intensidad y frecuencia: son leves y muy poco frecuentes. Nosotros aconsejamos las primeras horas del día para vacunar a nuestras mascotas y así, disponer de todo el día, para poner remedio a cual mínima eventualidad».

Calendario de vacunación

En 6 semanas, Primovacunacion.

En 8 semanas, Tretavalente.

En 12 semanas Tetravalente (refuerzo)

En 16 semanas, Rabia.

Anualmente Revacunar de Trevalente y Rabia

Para los felinos

Con los gatos, el plan de vacunación también debe ser diseñado en función de su estilo de vida. Por ejemplo, los gatos que tienen acceso al exterior o posibilidad de contacto con otros gatos requieren más protección. No existen vacunaciones obligatorias. Sin embargo, es muy aconsejable la vacunacion para mantenerlos libre de enfermedades, muchas de carácter mortal, como la leucemia, panleucopenia o la peritonitis. Por lo general, se suelen vacunar a partir del mes y medio o dos meses frente al calicivirus, panleucopenia y rinotraqueítis (trivalente). Algunos también deben ser vacunados frente al virus de la leucemia felina y la rabia. Como en el caso de sus «colegas» los perros, la revacunación debe ser también anual.

A las 8 semanas, vacunaremos de Tetravalente felina (Leucemia, Herpesvirus,Calicivirus y Panleucopenia). A las 12 semanas revacunaremos Tetravalente felina. Anualmente, Tetravalente. Solo se vacunará de Rabia, cuando su traslado a otros países lo requiera.

Hurones y conejos

Otras mascotas que necesitan vacunarse anualmente son los hurones. Estos «peludos» son muy sensibles al moquillo canino (también conocido como Distemper), por lo tanto se vacunan contra esta enfermedad y contra la rabia, a la cual son suceptibles todos los animales de sangre caliente.

Es poco probable que vive en una casa se contagie de la rabia pero, de todos modos se aconseja que sean vacunados. Además, en el caso de que accidentalmente muerda a alguien, al estar inmunizado evitará pasar la cuarentena. La vacunación de esta especie se debe iniciar entre la semana 6 y 8 de edad. Se recomienda que cuando vacune a su hurón espere media hora en el veterinario para comprobar que no se produce un shock y en caso de producirse poder actuar de la forma más rápida posible.

Por último, desde La Madriguera, Asociación Protectora de Pequeños Animales, confirman que los conejos también necesitan vacunarse contra dos enfermedades víricas muy peligrosas: La mixomatosis y la enfermedad hemorrágica vírica. La mortalidad es prácticamente del 100% para conejos domésticos y no existe ningún tratamiento que pueda curarlas. Todos los conejos deben vacunarse contra estas dos enfermedades, vivan solos o acompañados, en interior o en exterior, en ciudad o en el campo.

Todos tienen cierta probabilidad de contagiarse y no merece la pena poner en riesgo su vida. La vacuna contra la hemorragia vírica (una vez al año preferiblemente en primavera). Por otra parte, la de la mixomatosis se debe poner como mínimo cada 6 meses, pero a partir de los 3 meses la efectividad se ve reducida. Lo adecuado es ponerla en primavera y otoño. Para conejos que están en zonas de campo o que salen al exterior en zonas dónde relativamente cerca haya conejos silvestres, se recomienda ponerla cada 3 meses.