Niños jugando en un tejado en Puerto Príncipe, en Haití
Niños jugando en un tejado en Puerto Príncipe, en Haití - AP

Cataluña se desmarca del resto de comunidades y reabre las adopciones con Haití

Los procesos con el país caribeño se paralizaron en 2003 por «inseguros». Gobierno y comunidades pactaron el pasado 25 de marzo mantener el bloqueo

Actualizado:

El Gobierno catalán ha decidido reabrir las adopciones con Haití, que permanecían cerradas desde 2003 en toda España y desde 2010 a nivel mundial a raíz del terremoto, desmarcándose así del resto de comunidades autónomas, que el pasado 25 de marzo firmaron un pacto para mantenerlas bloqueadas por «inseguras». La Generalitat entiende que los problemas de «falta de control» y «corrupción en general» en estos procesos que se daban hace años en el país caribeño «ya se han resuelto» y que Haití «ofrece de nuevo garantías» para reabrir las tramitaciones. Por este motivo, el Instituto Catalán de la Acogida y la Adopción (ICAA) ha adelantado a ABC que prevé iniciar los primeros expedientes de familias en un mes.

El resto de comunidades autónomas y el Gobierno no comparten su decisión y las mantendrán bloqueadas por prudencia. Aunque la ley que regula las adopciones internacionales reconoce el poder decisorio de las comunidades autónomas para decidir con qué países se abren procesos y con cuáles no, «también establece que este tipo de decisiones deben tomarse en coordinación con el resto de comunidades», advierte un portavoz el Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales . Subraya también que, «además de la Embajada de España, los informes de la Conferencia de la Haya son claros respecto a la reapertura de procesos con Haití y por tanto la opinión de este Ministerio es no abrir todavía las adopciones con este país».

La directora general del ICAA, Núria Canal, asegura que cuando se cerraron los procedimientos con Haití, hace 12 años, «era necesario hacerlo porque había una situación de corrupción en general» y de «falta de control en el proceso de adopción». Otros condicionantes que hicieron bloquear los procesos fueron, según dice Canal, «la falta de garantías en la declaración de adoptabilidad de los menores por parte de un organismo competente», es decir, «que no se garantizaba que esos menores reunían las condiciones para ser adoptados».

De forma «prudente»

La administración autonómica entiende que ahora esos problemas se han resuelto y que «se pueden empezar a enviar al país expedientes de forma controlada y prudente». «Desde 2012, el país ha hecho cambios importantes para reforzar la protección de estos procesos y de los menores», apunta la responsable de adopciones de la Generalitat.

Recuerda que Haití aprobó una Ley de Adopciones Internacionales en noviembre de 2013 para controlar esos procesos y ratificó en abril de 2014 el Convenio de la Haya. Núria Canal advierte que Cataluña tiene competencias para abrir las adopciones con este país porque «todas las comunidades autónomas tienen poder decisorio sobre los procesos». «Según la ley actual de adopciones las autonomías tienen transferidas estas competencias», defiende la responsable del ICAA, aunque subraya que el anteproyecto de Ley de Infancia que ultima el Ministerio «prevé quitarnos competencias y centralizar todo el poder decisorio en el Estado».

Coordinación autonómica

Fuentes del Ministerio de Sanidad aclaran que en el marco de la actual ley española de adopción internacional (art. 4.4), se señala, en relación a la apertura o cierre de países para la adopción internacional que «a efectos de la decisión a adoptar por la Entidad Pública competente en cada Comunidad Autónoma, se procurará la correspondiente coordinación autonómica, pudiendo someterse dicha decisión a la consideración previa del correspondiente órgano de coordinación institucional de las Administraciones Públicas sobre adopción internacional, así como del Consejo Consultivo de Adopción Internacional».

«Por tanto, -puntualiza el Ministerio- la decisión es de cada Entidad pública, que debe “coordinarse” con las demás.» Aclara, asimismo, que «el órgano de coordinación institucional al que se refiere este artículo es la comisión interautonómica de la dirección general de Infancia y Familia». Es en el marco de esta comisión en el que, según afirman las citadas fuentes ministeriales, se valoran estas cuestiones «a la luz de los informes de nuestras embajadas en los países de origen».

En referencia al caso de Haití, el Ministerio concreta que esa comisión pactó el pasado 25 de marzo que siguieran cerradas las adopciones con el país y que «además de la embajada de España, los informes de la Conferencia de la Haya lo desaconsejan». «Por tanto, añaden, la opinión de este Ministerio es no abrir todavía los procesos con este país».

Con respecto a las adopciones internacionales en Haití en el período de 2008 a 2010, Sanidad informa que en la Comisión Interautonómica de Directores Generales de Infancia, celebrada los días 24 y 25 de noviembre de 2003, «se adoptó el acuerdo de suspender temporalmente la tramitación de solicitudes de adopción con ese país, con la sola excepción de Cataluña».

No más solicitudes nuevas

El pacto de 2003 aclaraba también que «esta suspensión será efectiva ante nuevas posibles solicitudes, no afectando a las que se encuentren en tramitación en las Comunidades».

«Desde 2010, año del terremoto en Haití, y hasta la fecha no se han constituido más adopciones por parte de residentes en España», afirman los citados portavoces del ministerio.

En relación al anteproyecto de ley de la infancia que está en el Congreso, el Ministerio recuerda a Cataluña que ese poder de decisión que tienen ahora las comunidades pasará al Estado. «En el anteproyecto de ley se señala que estas competencias son de política exterior, y por tanto de la administración general del Estado», concluyen.