Gimnasia facial, aparatos con ultrasonidos o rodillos de madera de cedro mejoran el aspecto del rostro
Gimnasia facial, aparatos con ultrasonidos o rodillos de madera de cedro mejoran el aspecto del rostro - ABC

Cómo rejuvenecer con naturalidad

Hay vida más allá del «lifting» y de los rellenos faciales. Nuevas técnicas permiten frenar el paso del tiempo sin acudir a tratamientos agresivos

Actualizado:

Rejuvenecer sin cambiar. Mejorar la piel de la cara sin transformarse en una -o uno- más, de los que obsesionado con la eterna juventud, se convierten en rostros cortados por el mismo patrón. Rejuvenecer, sí, pero sin perder naturalidad. Como nos aconsejan muchos especialistas. En su justa medida

El aparato más eficaz

Es un sistema que utiliza la última tecnología de ultrasonidos, ideal para elevar, tensar y tonificar la piel sin cirugía. Estimula de forma natural el colágeno en las capas profundas de la piel dejando intacta la capa superficial. Se usa sobre todo para tensar la línea mandibular y el cuello, aunque los resultados son también muy interesantes para elevar las cejas, eliminar las arrugas del escote y mejorar las bolsas de los párpados.

Lo he probado. Y me ha encantado. Lo cual en mí no suele ser fácil. Desde el primer momento mi cara parecía otra y, de verdad, de verdad, el tono de mi piel ha mejorado mucho. En una hora salí de la clínica con otro aspecto, y aunque a veces me resultó molesto, se puede aguantar. Lo que más me impresionó es cuando me hicieron media cara y me pusieron un espejo para que viera la diferencia. Increíble. Y eso que los mejores resultados se ven a medida que pasa el tiempo. «Es ideal para pacientes con flacidez moderada y es innovador porque con esta tecnología se puede penetrar en las capas profundas donde se encuentra el colágeno», indica el doctor Ricardo Ruiz, dermatólogo, desde la Clínica Dermatológica Internacional. «Es decir, mejora la piel de dentro para fuera, dejando intacta la parte externa. El resultado es gradual, a lo largo de los meses y de forma natural nuestra piel renueva su colágeno».

Se puede realizar en cualquier época del año y no requiere de ningún cuidado especial ni antes ni después del tratamiento y, como ya he dicho, puede ser un poco incómodo cuando se libera la energía de ultrasonido. Pero es temporal y es señal de que la producción del colágeno ha iniciado. Y eso es lo que verdad importa.

Del wonderbra al wonderface

Pincharse, sí, pero como es debido. El doctor Bayon, director de la Unidad Medicina Estética de la Clínica Armstrong Internacional, lo tiene claro. «Lo que hay que hacer es trabajar la piel desde dentro, estimularla para que produzca colágeno. Y esto se puede hacer inyectando vitaminas, ácido hialurónico, aminoácidos o a un nivel superior con el propio plasma. Así preparamos la piel para que esté más sana, más joven». Esto lo recalca varias veces. Hay que estimular primero para mejorar la calidad de la piel, porque no es lo mismo trabajar después con una piel vieja que con una rejuvenecida.

Así una vez estimulada se lucha contra la flacidez de la manera que más convenga. Por ejemplo, combinando después hilos y radiofrecuencia. Con los hilos buscamos hacer un mallado físico -en un año pones entre 50 y cien hilos- que lo que hacen es retener con un efecto sujetador en esa piel todo el peso que va a caer, este tratamiento es indoloro y no requiere más de una hora en la consulta. Una vez que tenemos ese sujetador viene el segundo efecto. Al mes y medio o dos meses que el hilo ha desaparecido, por dentro hemos estimulado que se forme colágeno y tenemos estos mismos hilos que había pero de colágeno o cicatrices recién formadas. Si después hacemos radiofrecuencia, que busca una retracción de la piel, se hace ya sobre la piel rejuvenecida. Entonces convertimos el sujetador en un wonderbra y el efecto lifting en wonderface. El resultado es espectacular. Creo que esto es lo ideal para mantener la flacidez a raya de forma crónica».

Maderoterapia facial

Novedoso y eficaz tratamiento estético absolutamente natural con efectos sorprendentes, gracias a la combinación de los productos con el masaje. «Tras una exfoliación con productos naturales, se aplica una mascarilla elaborada especialmente para cada paciente, seguido de hidratación. Preparada la piel se realiza el masaje con aceite Oro de Argán, rico en vitamina E con un 80% de ácidos grasos esenciales linoleico, alfa y alto contenido en antioxidantes», indica Inmaculada Blanquer, directora del nuevo Centro Assari de Madrid, dedicado al bienestar y al entrenamiento personal. En este centto cuentan con una experiencia de más de 15 años en terapias manuales.

«Se usan diferentes instrumentos de madera de cedro especialmente diseñados para cada parte del rostro, siguiendo un ritual que mejora la circulación y tonifica los músculos faciales, definiendo pómulos, maxilar y aquellas zonas que mas sufren el efecto de la gravedad. Las manipulaciones estás estudiadas para ayudar a drenar y a eliminar toxinas lo que proporcionará mayor transparencia a la tez. Se finaliza con la hidratante de la línea Oro de Argán que se produce con aceite puro de primera prensada en frío recolectado por cooperativas de mujeres de Marruecos.

Natural lift

«No hay un procedimiento mágico lo que hay es complementación de diferentes tipos de procedimientos sobre todo con un sentido médico», indica Ana Rosón, especialista en terapias faciales y encargada del Centro de Belleza del Club Deportivo S-240. «Para mí lo ideal es convencer a quien quiera algo “light” y lo menos agresivo posible, que para ver resultados debe cuidarse desde varios aspectos. Por eso creé el método “Natural Lift” en el que combino diferentes técnicas para obtener resultados muy naturales». Lo que hace es una serie de tratamientos en cabina y uno para casa muy potente.

«En cabina utilizo técnica sacro-craneal con un masaje de lifting facial japonés, Kobido, que complemento con radiofrecuencia una vez a la semana. En casa les doy cursos de gimnasia facial combinada con Face-Ball, una técnica desarrollada por Yamuna, una neoyorquina que ha desarrollado un trabajo con estas pelotas específico para la cara. Con una textura especial se trabajan la expansión de los huesos del cráneo para conseguir un efecto lifting. Cuanto más se haga mejor. Yo lo trabajo con la gimnasia facial para estiramiento del músculo. Estas pelotas también ayudan a estirar. En estética tan importante es el hueso, como el músculo, como la piel, y este es el valor añadido».

Inf www.naturalift.es