Sociedad

Un empresario chino, condenado a trece años de prisión por comerse a tres tigres

La medicina tradicional china otorga a distintas partes del animal propiedades curativas

Fotografía facilitada por la Alianza para la Conservación del Tigre de Malasia (MYCAT), de un tigre en estado salvaje en Malasia
Fotografía facilitada por la Alianza para la Conservación del Tigre de Malasia (MYCAT), de un tigre en estado salvaje en Malasia - EFE
EFE - Pekín - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Un empresario chino ha sido condenado a 13 años de prisión por comerse a tres tigres, uno de los animales en mayor peligro de extinción del planeta, según ha informado hoy la agencia oficial Xinhua. La sentencia fue dictada el lunes por el Tribunal Popular Intermedio de Qinzhou, en la región meridional china de Guangxi, y ratifica un dictamen en el mismo sentido emitido en abril por juzgados de menor instancia.

El condenado, un magnate del sector inmobiliario del que sólo ha trascendido su apellido, Xu, compró los tres tigres ya sacrificados en los meses de marzo, abril y mayo de 2013, a un precio de unos 440.000 yuanes por pieza (70.900 dólares).

El primero de los tigres fue sacrificado por electroshocks el 13 de marzo del pasado año y después enviado a un hotel, donde Xu preparó un banquete con su carne en el que invitó a varios amigos. China es el hábitat de unas pocas decenas de tigres, tanto en su variante siberiana como en la de Bengala, aunque los investigadores del caso creen que los sacrificados por orden de Xu habían sido importados ilegalmente de otro país.

La medicina tradicional china otorga a distintas partes del tigre, desde su sangre a sus ojos o incluso su pene, extraordinarias facultades curativas. Aunque las autoridades medioambientales del país asiático prohíben el comercio de ésta y otras especies en peligro, un delito que puede hasta ser penado con la muerte, en ocasiones hay casos de transacciones ilícitas de carne o partes de estos animales.

Toda la actualidad en portada

comentarios