Los pediatras detenidos aconsejaban leche artificial a cambio de regalos
Los pediatras detenidos aconsejaban leche artificial a cambio de regalos - abc

Detenidos 12 pediatras por aconsejar leche artificial a cambio de viajes y regalos

Actualizado:

Doce pediatras aconsejaban a las madres abandonar la lactancia materna y prescribían leche en polvo. Empresas productoras de leche artificial ofrecían como regalo a los médicos viajes con toda la familia al extranjero, con destinos a Canarias, Ibiza, Sharm el Seik, Nueva York, etc., o un crucero, una televisión de 55 pulgadas, smarphone, ordenadores o algo inusual como aparatos de aire acondicionado.

La fiscalía de Pisa (Toscana), que investiga esta corrupción desde hace un año y medio, y aún continúa, ha ordenado arrestar a los 12 pediatras (uno de ellos es Roberto Bernardini, presidente de la Sociedad italiana de inmunología), y seis dependientes de tres empresas productoras de leche artificial que invertían cientos de miles de euros en corromper a pediatras.

Las interceptaciones telefónicas por parte de la policía reflejan que la historia no puede ser más escuálida. Un pediatra que desea viajar a Berlín le pide al visitador médico que le elija un hotel de categoría superior: «¡Quiero el hotel más caro. Una vez que viajo con mi mujer, tres días y tres noches, deseo estar bien!». A su vez, el responsable nacional de los visitadores médicos de una de las empresas le dice al pediatra: «Cuanto más nos satisfaga usted, doctor, más le vamos a satisfacer nosotros».

Este sistema de corrupción se considera que está bastante extendido. El fiscal Giovanni Porpora comenta que «hay médicos que terminan por malvenderse a casas farmacéuticas para lucrase económicamente: Se trata de un sistema tristemente y peligrosamente difundido a nivel nacional en el que se ve implicado todo el panorama de las casas farmacéuticas». En este caso se ha suscitado un gran escándalo por tratarse de un engaño sobre la lactancia materna. La propia ministra de Sanidad, Beatrice Lorenzi, ha manifestado: «Me pregunto cómo es posible que pediatras puedan actuar contra la ética de la profesión sobre la papel de niños recién nacidos».

En un caso en el que prevalece la vergüenza de la manipulación a una madre, es de advertir un detalle importante y significativo: Ninguno de los pediatras implicados es una mujer.