Una nueva explicación al mito del monstruo del lago Ness

«Nessie» no existe, dice una organización británica. He aquí los motivos

Actualizado:

¿Existe el monstruo del lago Ness? No son pocos los testimonios y material gráfico que, durante años, han atestiguado la existencia de una extraña criatura en aguas de Escocia. Documentales, libros, películas... Más de mil testigos oculares aseguran haber visto al monstruo escocés: «Vimos un cuello enorme saliendo del agua». Personas, todas ellas, que aseguran no solo haber divisado una sombra en el horizonte, sino haber comprobado cómo se movía o incluso cómo era la tonalidad de su piel.

El del lago Ness es, sin duda, uno de los mayores mitos del mundo y que, por supuesto, la ciencia lleva años tratando de desmontar. Ahora «The Woodland Trust», una organización forestal británica, sostiene que los avistamiento son productos a la confusión producida por ramas y árboles que han caído al agua. Así lo relata la BBC en un artículo [que puedes leer aquí], en el que apunta que no hay mayor explicación a la existencia de «Nessie» que la de el movimiento de las ramas.

El experto Gary Campbell, quien lleva un riguroso registro de los avistamientos, aseguró el pasado mes de febrero que, por primera vez en noventa años, «no se había confirmado avistamiento alguno» de la monstruosa criatura. El argumento de «The Woodland Trust» sería, no obstante, un mazazo para los entusiastas de «Nessie», seguros de que la criatura sigue bajo las aguas. «Son muchas las ramas hundidas en el lago», asegura un portavoz de la asociación sin ánimo de lucro.

Apple reavivó la leyenda

Sea como fuere, la de esta organización no es más que una explicación más que añadir a la lista y que no conseguirá tumbar el mito. Precisamente este mismo año el servicio mapas de Apple desató la polémica después de haber captado unas imágenes aéreas del Lago Ness. La aplicación más utilizada por los usuarios de iOS mostró varias fotos en las que Andrew Dixon –uno de los observadores que ha sacado a la luz las capturas– afirmó ver en ellas al famoso monstruo. Peter Thain, otro de los observadores que descubrió las imágenes, afirmó entonces que en la foto puede verse al fantástico «Nessie», puesto que la forma que se observa bajo el agua parece tener un par de aletas con las que el «monstruo» se desplazaría. Sin embargo, testimonios más científicos indicaron después que podría tratarse de un tronco, una onda acuática, una estela de algún barco o un efecto óptico.