primera charla

Teresa, a su marido: «No dudaría en atender de nuevo a pacientes con ébola. Tengo anticuerpos»

Primera conversación telefónica de la auxiliar infectada de ébola con Javier Limón. Él no ha querido desvelarle la muerte de su perro «Excálibur». La enferma ya toma líquido

El marido de la auxiliar infectada de ébola en España, Javier Limón, asomado este martes en la ventana de su habitación en el Hospital Carlos III de Madrid
El marido de la auxiliar infectada de ébola en España, Javier Limón, asomado este martes en la ventana de su habitación en el Hospital Carlos III de Madrid - reuters
e. m. - abc_es - Madrid - Actualizado: Guardado en: Sociedad

La portavoz de la familia Limón Romero, María Teresa Mesa Escolano, ha dado una rueda de prensa esta mañana de miércoles 15 de octubre a las puertas del Hospital Carlos III de Madrid y ha ofrecido detalles desconocidos, como el hecho de que su amiga Teresa Romero se encuentra mucho mejor, e incluso ha mantenido una conversación telefónica con su marido. Ambos han charlado durante diez minutos, siempre según Mesa Escolano, y en dicha comunicación Teresa Romero se habría interesado por el estado de su perro, «Excálibur», por el que ella ha preguntado y él ha soslayado la respuesta por todo el país conocida de que fue sacrificado hace unos días. Su marido no ha podido evitar las lágrimas. [Así estamos contando en directo la evolución del caso de Teresa Romero]

Más clara ha sido Mesa Escolano al comentar que en dicha charla -de la que ella misma ha sido testigo- su marido le ha interpelado sobre si volvería a atender a pacientes enfermos de ébola. La auxiliar de enfermería infectada de ébola tras la atención del misionero berciano Manuel García Viejo ha contestado que «sin duda volvería a hacerlo». «Yo tengo los anticuerpos ahora, no pasa nada», le ha espetado a su marido.

Rodeada por una cohorte de periodistas, la amiga y portavoz ha apuntado que creían que la enferma sabría del destino que había seguido su can, mas ella ha vuelto a interrogarle a su esposo por el tercer miembro de la que era su familia. «Teresa no se acuerda en absoluto de detalles como la entrevista que hizo para un medio de comunicación, tiene lagunas...», ha compartido su amiga. «Creíamos que sabía lo del perro y aún no lo sabe, cuando ella se agrava es cuando Javier está luchando porque no quiere que maten la perro», ha colegido, así que para no ahondar en el padecimiento que todavía persiste en el organismo de su mujer él «le ha dicho que no se preocupe, que no sabe nada» de cómo está «Excálibur». «Ha sido una parte de la conversación muy dura», ha afirmado Teresa Mesa. «A ella le cuesta mucho hablar», ha proseguido, y además, se acuerda sobre todo de lo más cercano: de su marido, su perro...

El estado de Teresa ha mejorado, superado el umbral crítico de quince días de sintomatología del virus del Ébola, y los médicos se muestran optimistas.

La propia portavoz, en otra entrevista audiovisual concedida por la mañana, había revelado que Teresa ya se encontraba echando mano de su sentido del humor y haciendo reproches cariñosos a sus médicos, a los que insinuaba con una pizca de ironía que si el ébola no conseguía acabar con ella, lo haría el personal del Hospital madrileño por no darle agua. «Me vais a matar vosotros de sed», ha contado Teresa de su amiga tocaya. Tras la broma se ha sabido este mediodía, por boca de la portavoz de la familia, que la auxiliar de origen lucense ha dado sus primeros pasos por la habitación («ya anda») y ha comenzado a tomar líquido en las últimas horas. De una forma muy gráfica, María Teresa Mesa Escolano ha diagnosticado sobre su recuperación: «Ya está de la mitad para arriba». «Desde luego la impresión que da es la de que Teresa está superando la enfermedad», ha completado esta amiga de la pareja.

Emprenderá acciones legales

La auxiliar de enfermería afectada de ébola y su marido emprenderán acciones legales contra el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, por las declaraciones vertidas durante la semana pasada en las que acusaba a la paciente de haber ocultado información. Así lo ha señalado también la portavoz a los medios congregados a las puertas del centro donde permanece interna hace más de dos semanas. «La intención de Limón es que una vez su mujer se recupere, abordar con servicios jurídicos la posibilidad de emprender acciones legales» contra el consejero. Según esta amiga de la familia, el matrimonio no habría aceptado de buen grado las disculpas públicas remitidas ayer por Rodríguez, quien señaló que en ningún momento su intención fue ofender.

Toda la actualidad en portada

comentarios