Teresa Romero, la auxiliar de enfermería con ébola, en una imagen de este verano
Teresa Romero, la auxiliar de enfermería con ébola, en una imagen de este verano - ABC

El hermano de Teresa Romero, la sanitaria contagiada de ébola, reconoce que «no hay grandes» esperanzas

José Ramón Romero Ramos ha asegurado que una doctora le ha informado «que está complicada la cosa» aunque la paciente no está intubada

Actualizado:

José Ramón Romero Ramos, el hermano de la auxiliar de enfermería contagiada con el virus del ébola, ha señalado que una doctora le ha comunicado que «no hay grandes» esperanzas sobre el estado de salud de Teresa Romero y que «está complicada la cosa».

Testigos presenciales han visto cómo el hermano de Teresa lloraba abrazado a su mujer en el interior del Hospital Carlos III, donde se mantiene a la espera de la evolución de la salud de su hermana.

«¿Esperanzas? Es posible, pero me dice (la doctora) que no hay grandes... Que está complicada la cosa», ha afirmado Romero Ramos en declaraciones a «V Televisión» (La Voz de Galicia), en las que reconoció el empeoramiento del estado de salud de su hermana.

En unas declaraciones posteriores, según explica «La Voz de Galicia», José Ramón Romero Ramos ha concretado que la enferma «presenta problemas pulmonares» y que es probable que empiecen a suministrarle «un nuevo medicamento».

En la tarde de este jueves, el estado de salud de la sanitaria había empeorado, tal y como ha informado ABC. Aunque Teresa Romero estaba ya sin fiebre, fuentes sanitarias han indicado a este periódico que «clínicamente ha empeorado».

De hecho, su hermano ha confirmado a los medios de comunicación que se ha producido un empeoramiento en las últimas horas. En declaraciones a La Sexta, ha señalado que Teresa presenta problemas pulmonares y que estaba intubada.

Sin embargo, poco después, el Hospital Carlos III de Madrid ha aclarado este jueves que la auxiliar de enfermería no está intubada si bien su situación clínica ha empeorado en las últimas horas, tal y como informaba a mediodía una de las doctoras del centro.