La Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios protege a los usuarios frente al «spam» telefónico
La Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios protege a los usuarios frente al «spam» telefónico - abc

¿Harto de las llamadas comerciales? Cómo acabar con el spam telefónico

Actualizado:

Un día cualquiera en tu oficina. Tu móvil no para de sonar. Llamadas de números largos o cortos que no tienes en tu agenda. Quizás recibas un mensaje de texto, de los de antes, a través del teléfono móvil de un número desconocido con una oferta irrechazable.

Son numerosas las empresas que recurren a esta técnica para enganchar a nuevos clientes resultando ser cuanto menos una pesadilla.

El spam telefónico se relaciona especialmente con empresas de telecomunicacion, entidades bancarias, eléctricas o agencias de seguros. Se produce por teléfono fijo, móvil o incluso a través de correo electrónico y consiste en llamadas o mensajes que la persona recibe sin petición ni autorización previa.

En España, la entrada en vigor de la nueva Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios en junio pasado, pretende limitar y controlar esta práctica.

La citada ley prohíbe las llamadas telefónicas comerciales desde las 21.00 horas de la noche hasta las 9.00 horas de la mañana entre semana, así como los fines de semana y días festivos. Así mismo, las llamadas deberán llevarse a cabo desde un número que el usuario pueda identificar fácilmente.

Si usted ha recibido alguna llamada por primera vez, debe ser informado sobre el derecho a no recibir nuevas ofertas y a obtener un número de referencia de dicha oposición. Esta es una novedad respecto a la ley anterior según afirma Ruben Sánchez, portavoz de FACUA-Consumidores en Acción, «ahora tenemos una norma añadida a la anterior debido al incumplimiento de las empresas».

No solo esto, el consumidor deberá autorizar previamente la posibilidad de cada empresa de utilizar técnicas como el sistema automatizado de llamadas en las que aparece una grabación de voz o el antiguo telefax.

A pesar de la nueva ley, el «spam» telefónico sigue haciendo de las suyas. «A día de hoy no conocemos ninguna resolución al respecto sobre denuncias que se han producido en torno a esta materia», afirma Sánchez, que denuncia la impunidad de las empresas de telecomunicación.«Las empresas que incumplan la ley, la incumplen porque nadie las sanciona», concluye.

No obstante, Facua-Consumidores en Acción llama a los usuarios a denunciar casos de «llamadas comerciales molestas o insistentes» a través de la campaña en las redes sociales #antiSpam añadiendo la empresa de la que recibes llamadas. Además, ofrece un modelo de reclamación en su página web en caso de ser victima de este abuso. Este documento se remitirá a la Agencia Española de Protección de Datos, responsable de perseguir estas prácticas telefónicas.