Miles de ciudadanos en Canarias muestran su rechazo a las prospecciones petrolíferas

Actualizado:

Miles de ciudadanos recorrieron este sábado las calles de las capitales canarias y de la isla de La Graciosa para mostrar su rechazo a la declaración aprobada por el Ministerio de Medio Ambiente para permitir que en aguas próximas a las islas se realicen prospecciones petrolíferas.

Las manifestaciones fueron convocadas por colectivos ecologistas y tras pancartas en las que se lee "Canarias, una sola voz contra las prospecciones", los ciudadanos expresan su oposición a que en las proximidades de las islas de Lanzarote y Fuerteventura la compañía Repsol realice trabajos para comprobar si hay petróleo o gas.

Las organizaciones ecologistas piden que se retire el estudio que ha servido para que el Ministerio de Medio Ambiente aprobase la declaración de impacto ambiental porque aseguran que carece de rigor científico y técnico y afirman que se ha elaborado de forma antidemocrática, sin atender miles de alegaciones.

También afirman que al estudio se ha incorporado documentación que no ha contado con la obligada información pública, y porque "se han falseado tendenciosamente datos fundamentales sobre la afección al medio marino y sobre los riesgos potenciales".

En el ámbito político el PP y el CCN, el segundo de los cuales es socio de Coalición Canaria (CC) en el Gobierno canario, están a favor de que se lleven a cabo las prospecciones, mientras que CC, PSOE, Nueva Canarias, PIL, IUC y otras formaciones políticas se oponen a ellas.

El Gobierno de Canarias (CC-PSOE) ha pedido que se haga un referéndum para que los ciudadanos canarios digan si están de acuerdo con las prospecciones, algo que para el ministro de Industria, José Manuel Soria, presidente del PP canario, es una forma de desviar la atención de los problemas.

«Traición a su pueblo»

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero (CC), que mostró su rechazo a las prospecciones en La Graciosa, junto a cerca de doscientos manifestantes, según sus organizadores, acusó al ministro José Manuel Soria de "traición a su pueblo".

El portavoz del grupo socialista en la Cámara regional, Manuel Fajardo Palarea, así como los alcaldes de Teguise y Haría, ambos de CC, también estuvieron en la protesta de La Graciosa junto a Rivero. Al igual que los consejeros del Gobierno canario y el vicepresidente, José Miguel Pérez (PSOE), que asistió en la convocada en Madrid.

En Las Palmas de Gran Canaria, la manifestación partió del parque de San Telmo y concluyó en la plaza de la Feria, ante la sede de la Delegación del Gobierno de Canarias, donde se dio lectura a un manifiesto que se repitió también en el resto de las islas, y en el se pidió la retirada de la declaración de impacto ambiental y una consulta popular, entre otras demandas.

Según los organizadores, la protesta ha sido un "éxito" y la más multitudinaria de las celebradas en las islas, con unas 80.000 personas según los organizadores, si bien fuentes de la Policía Local han indicado a Efe que, aunque no disponen aún de una cifra, no estiman que llegue a los 20.000 manifestantes.

En Fuerteventura, unas 12.000 personas según la policía local recorrieron las principales calles del centro de Puerto del Rosario, y la pancarta con el lema de esta protesta que encabezó la manifestación fue portada por personas mayores que han vivido la carencia de agua en la isla y temen que un posible derrame deje a la isla sin agua.

Temor a que un derrame de petróleo deje a Fuerteventura sin agua El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera (CC), ha manifestado que en la "historia de Canarias nunca había habido tanta unidad institucional, ciudadana y social en torno a un objetivo, porque todos hemos coincidido en esta batalla en defensa del futuro"

En Lanzarote, entre 30.000 y 35.000 personas, según la Policía local de Arrecife, secundaron esta manifestación, que aseguran ha sido la "más numerosa de la historia de la isla". Contó con la presencia del presidente del Cabildo, Pedro San Ginés (CC), y de varios alcaldes.

En Santa Cruz de Tenerife, la multitudinaria manifestación partió con algo de retraso al ritmo de batucada para recorrer la céntrica Avenida de Anaga, mientras que en San Sebastián de La Gomera unas 600 personas se congregaron en la Plaza de las Américas para concluir ante la administración insular del Estado en la isla.

En La Frontera, unos doscientos herreños se congregaron en la explanada de Las Puntas, donde un niño leyó un manifiesto en contra de las prospecciones petrolíferas, y en La Palma el lugar elegido por unas 1.500 personas para concentrarse fue la plaza de España de la capital palmera, para terminar ante la administración insular del Estado.