Un implante para matar mosquitos

Un implante para matar mosquitos

Actualizado:

Investigadores de la Clínica Universidad de Navarra trabajan en un implante de silicona que mata mosquitos con la propia sangre de la persona que lo porte en su piel. El implante tiene 2 milímetros de diámetro, forma de cilindro, elaborado con silicona y se colocaría de forma subcutánea en el brazo mediante una jeringa. Dentro contendrá ivermectina, una droga segura y ampliamente utilizada en el trópico para el control de diversas enfermedades parasitarias.

Este adminículo puede servir para luchar contra la malaria, pues será una medida de control para exteriores, pues las más efectivas de las que se usan en la actualidad sirven solo para interiores: mosquiteros e insecticidas residuales. La malaria es una enfermedad transmitida por mosquitos Anópheles, que afecta a más de 200 millones de personas en el mundo cada año, con mortalidad cercana a 700.000 personas anuales.

Una herramienta más contra la malaria

“Una vez probadas la seguridad y efectividad, nuestro implante podría constituir una contribución significativa a las medidas de control utilizadas en la actualidad en la lucha antimalárica”, dice el doctor Carlos Chaccour, coordinador del estudio y miembro del Departamento de Medicina Interna de la Clínica Universidad de Navarra. El estudio, en el que participa un grupo de investigadores de este centro, se realiza en California y actualmente se encuentra en fase de investigación pre-clínica.

El proyecto Malaria MISSION se ha financiado por crowdfunding, y la primera fase fue bastante exitosa. Ahora se busca recaudar fondos suficientes para la segunda parte de la investigación. La meta es de 35.000 dólares americanos, para esa segunda parte del ensayo pre-clínico actual de un año de duración. Solo en el África sub-sahariana, la malaria causa la muerte de un niño cada minuto. “El implante podría eventualmente ayudar a controlar los mosquitos que se alimentan de la sangre de personas infectadas y prevenir así la diseminación de parásitos resistentes”, explican desde el centro.

Desde hoy se reciben los aportes en la plataforma de crowdfunding Indiegogo.