Sociedad

Valle de Matamoros no se plantea cambiar de nombre

Día 23/04/2014 - 11.16h
Temas relacionados

La consulta de Castrillo Matajudíos está en boca de los vecinos de este pueblo de Badajoz que se temen: «No nos pasará a nosotros también»

Valle de Matamoros no se plantea cambiar de nombre
ayuntamiento de valle de matamoros

Aunque desconoce con certeza el origen de su nombre, Valle de Matamoros sabe que no es fruto de un error de ningún escribano, como en Castrillo Matajudíos. A este pequeño municipio de Badajoz que dependió de Jerez de los Caballeros hasta el siglo XIX siempre le ha acompañado el apelativo de Matamoros. Quizá por ello nunca se ha planteado una votación como la que celebrarán los vecinos de la localidad burgalesa el próximo 25 de mayo.

«Aquí nunca se ha pensado en cambiar el nombre, nadie lo ha propuesto ni hemos tenido nunca ningún problema por él», asegura Manuela Borrachero, alcaldesa socialista de este municipio de poco más de 400 habitantes y apenas 5,2 km2. La noticia de la consulta en Castrillo Matajudíos ha suscitado el interés de los vecinos, que ayer comentaban: «No nos pasará a nosotros también y nos tocará cambiar algún día», relata Borrachero, quien remarca que si se da el caso consultará a los valleros, pero no cree que llegue a ocurrir. «Es un nombre que viene de antaño, de toda la vida. Tú naces aquí y te crías con ese nombre», explica.

Hasta la fecha los vecinos de Valle de Matamoros no han tenido problemas por su topónimo, ni siquiera aquellos que han viajado a países árabes. El propio secretario de la localidad viajó hace poco a Marruecos, sin ocultar en ningún momento su procedencia, señala la alcaldesa. Tampoco han recibido críticas más allá de la típica gracieta. Ni siquiera de los inmigrantes marroquíes que llegaban con más frecuencia hace años al pueblo para vender bisutería o artesanía a quienes no ahuyentaba el «matamoros» del cartel de entrada.

En Castrillo Matajudíos sí que algún vecino tuvo que camuflar su DNI para no despertar sospechas en un viaje a Israel y en su Ayuntamiento se han recibido cartas disconformes por este nombre que dicen que tiene «connotaciones nazis», según señaló al Norte de Castilla su alcalde. Lorenzo Rodríguez ha sido el promotor de esta votación, que coincidirá con las elecciones europeas. Para el regidor de esta pequeña localidad de apenas 56 habitantes, «no es justo» que se asocie el nombre del pueblo a una supuesta matanza que nunca existió.

Castrillo se convirtió en asentamiento judío en 1035 después de que su vecina Castrojériz los desterrara de la aljama tras la muerte de Sancho III. Se ubicaron en la parte alta del pueblo, que pasó a llamarse «colina de los judíos» o Motajudíos. La confusión de un escribano en 1637 varió el nombre al actual ahora a debate.

El origen de Matamoros

A la época de la Reconquista se remonta también el topónimo de Valle de Matamoros del que existen dos hipótesis sobre su procedencia. Una sostiene que deriva del apellido Matamoros, muy común en la nobleza de la zona. Sin embargo, el valle «nunca fue un señorío», señala el historiador César Méndez Laso, vecino del Valle de Matamoros e investigador de este municipio. Valle de Matamoros, así como el cercano Valle de Santa Ana, estaba vinculado a Jerez de los Caballeros, que perteneció en sus orígenes de la Orden del Temple y tras la disolución de ésta Enrique III de Castilla donó en 1370 estos territorios a la Orden de Santiago.

De haber heredado la denominación de algún noble, añade el historiador, «debería haber ido acompañado del nombre, como en el caso de Puebla de Sancho Pérez, para distinguirlo dado que era un apellido habitual».

La hipótesis más probable, a juicio de este historiador, es que este lugar «idóneo para una emboscada» fuera escenario de una matanza que diera origen al nombre como la que según la tradición, llevaron a cabo las tropas cristianas de Alfonso IX de León en su avance hacia el sur durante el primer tercio del siglo XIII. Otros consideran que la batalla fue protagonizada por el famoso Pelay (o Pelayo) Pérez Correa, Maestre de Santiago. Incluso hay teorías que apuntan a Giraldo Sin Pavor, un legendario mercenario conocido como el Cid portugués.

«No hay fuentes ni pruebas que confirmen ninguna hipótesis», se lamenta Méndez, quien ve «curioso» que solo exista este topónimo en España -en el valle vizcaíno de Trápaga había un Matamoros-Burzaco hoy abandonado-. La ciudad mexicana de Matamoros, en la frontera con Estados Unidos, cambió su nombre de «Villa de Refugio» en homenaje al cura Mariano Matamoros, héroe de la Guerra de la Independencia de México.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Lo último...

La próspera casa de Lenocinio

Como bien decía el protagonista de la obra maestra de Jean d’Ormesson, «¡Tolerancia! ¡Hay casas para eso!»

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.