España, segundo país europeo con menor capacidad para atajar la pobreza infantil

Actualizado:

España es el segundo país europeo, por detrás de Grecia, que menor capacidad tiene para atajar la pobreza infantil a través de sus ayudas sociales, que sólo han logrado reducir el riesgo en un 6,9 por ciento, según un informe de Save the Children.

Así lo explica el informe «Pobreza infantil y Exclusión Social en Europa», presentado este martes en seis países, del que se desprende que cerca de 27 millones de niños corren el riesgo de caer en esta situación en la UE más Islandia, Noruega y Suiza, cifra que se ha incrementado en un millón entre 2008 y 2012, medio millón sólo en ese último año.

El documento indica que esta problemática no solo significa que no se cubran las necesidades más básicas de los niños sino que tampoco puedan participar en actividades deportivas, culturales y otras actividades de ocio.

En Europa, casi 27 millones de niños estaban en riesgo de pobreza en 2012, último año del que, según la ONG, existen datos disponibles y subraya que este fenómeno está «estrechamente relacionado» con un apoyo económico insuficiente del sistema de bienestar junto con las «pobres condiciones laborales de los padres».

La investigación muestra que la efectividad de las intervenciones estatales redistributivas -tanto en términos de nivel de gasto como en transferencias sociales diseñadas específicamente para beneficiar a la infancia- representa «un factor importante» que influye en la pobreza infantil en todo el continente junto con el empleo.

Los Estados con menos niños en situación de pobreza (países nórdicos, Austria, Eslovenia y Holanda) son los que tienen un gasto específicamente diseñado «para abordar las causas profundas de la pobreza infantil».

«Nuestro país está a la cola de Europa, junto con Grecia, en capacidad de reducir la pobreza infantil con ayudas sociales. Antes de las prestaciones, el porcentaje neto de niños bajo el umbral de la pobreza es en España de un 36,8%. Con las ayudas, un 6,9% de estos niños salen del umbral, de manera que la tasa se sitúa en el 29,9%. Si nos comparamos con Irlanda, país que ha sufrido una situación económica similar, sus prestaciones han conseguido reducir la pobreza infantil en 32 puntos, pasando de un 49,1% a un 17,1%», explica Save The Children.

Políticas estatales de «bajo impacto»

La ONG indica que las políticas estatales en países como Grecia, Italia, España, Polonia, Rumanía, Bulgaria y Portugal tienen «un bajo impacto» en la reducción del riesgo de pobreza de entre el 3 y el 8 por ciento antes y después de recibir las ayudas sociales.

Tras España, se sitúa Italia (7,1 por ciento), Polonia (7,4 por ciento), Rumanía (7,6) y Portugal (7,9) mientras que por ejemplo, Irlanda, un país que ha sufrido una situación similar a la de España, según la ONG, ha conseguido disminuir el riesgo de pobreza con las ayudas sociales en un 32 por ciento, seguida de Reino Unido (26,1 por ciento) y Luxemburgo (23,2).

En este sentido, recuerda que España con el 29,9 por ciento de la infancia viviendo bajo el umbral de la pobreza relativa -la que hace referencia a los ingresos en los hogares-, sólo es superado por Rumanía.

El director general de la ONG, Andrés Conde, ha considerado que la situación en España es «inaceptable» y que la pobreza de los niños es un «problema de Estado»; «la situación es de urgencia y reclamamos medidas de urgencia», ha señalado en la presentación del documento.

El porcentaje de menores que vive en hogares que gastan más del 40 por ciento de los ingresos disponibles en costes de la casa es de un 20,5 por ciento en España, mientras que la media de la UE es de un 11 por ciento.

El país de nacimiento influye

Además, en España los niños tienen un 7 por ciento más de probabilidades de ser pobres que los adultos, una de las cifras más altas de los países europeos, superada por Luxemburgo, Reino Unido, Malta, Hungría y Rumanía.

En el informe, la ONG asegura que la probabilidad de que un niño esté en riesgo de pobreza o exclusión está también determinada por el país de nacimiento de los padres. Sobre este aspecto, resalta que España es el Estado de Europa en el que la diferencia en riesgo de pobreza entre niños con padres nacidos en un país extranjero y aquellos cuyos progenitores han nacido en el viejo continente es mayor (un 26 por ciento).

En cuanto al abandono escolar temprano, hace hincapié en que España lo lidera con un 24,9 por ciento, seguido de Malta (22,6 por ciento) y Portugal (20,8 por ciento). La ONG, entre otras cosas, pide al Ejecutivo ampliar cuantitativamente la prestación a las familias con hijos a cargo, que ésta sea compatible con otras ayudas y que se ingrese cada mes.