dirigida por mel gibson

«La Pasión de Cristo», la película «más fiel» al Evangelio, por solo un euro con ABC

Hasta el Papa Juan Pablo II no pudo resistirse a verla. El domingo 13 de abril, con el periódico

abc - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Su estreno el Miércoles de Ceniza de 2004 tuvo un impacto mundial. Ni siquiera el Papa Juan Pablo II pudo resristirse a ver La Pasión de Cristo, dirigida por el actor australiano Mel Gibson en un pase privado organizado en el Vaticano. Aunque a ciencia cierta no sabemos si le gustó o no, ya que el Vaticano se encargó de aclarar en su momento que el Santo Padre no expresa juicios públicos sobre obras artísticas, el hecho es que la Pasión de Cristo se ha convertido en una película obligada para todos aquellos que quieran conocer al detalle cómo sucedió la muerte de Cristo.

El profesor de Historia Antigua en la Universidad CEU-San Pablo, Hipólito Sanchís, explica que el film «es bastante fiel» a los evangelios, ya que el director "fue asesorado por dos sacerdotes católicos".

«Se tiene cierta idea de cómo fue el recorrido que hizo Jesús desde que fue apresado en el huerto de los Olivos hasta su crucifixión». La Pasión de Cristo se puede adquirir el domingo 13 de abril, por solo 1 euro, con ABCAunque el Jerusalén de esa época quedó totalmente destruido, comenta el profesor, se sabe cuál fue la ruta que siguió Jesús y la cinta de Mel Gibson «lo refleja muy bien». «Hay un intento de fidelidad. De todas las películas que se han hecho sobre la Pasión de Cristo, creo que esta es la que más se acerca», añade.

El film relata detalle a detalle desde el momento en que Jesús es apresado en el Huerto de los Olivos hasta su crucifixión, pasando por la flagelación, la coronación de espinas y la carga de la Cruz hacia el Calvario. La dureza de muchas de sus escenas, que describen hasta el extremo el dolor y los padecimientos sufridos por Cristo, le valió al film el calificativo de «antisemita» por una parte de la comunidad judía. «Desde la Edad Media se ha etiquetado a la comunidad judía de deicida (los que mataron a Dios) y es comprensible que se quejaran de la película en su momento. Aunque es cierto que la sensibilidad de Mel Gibson es políticamente incorrecta, el film no es antisemita, lo que pasa es que lo que se cuenta allí era una tortura horrible y por eso es normal que choque», explica Sanchís.

Otras de las ventajas fundamentales que le acercan a la verdad histórica es el hecho de que los personajes hablen en arameo, latín y hebreo. «Estamos oyendo todo el tiempo el idioma en que se pronunció Jesús. De hecho, -comenta- podemos oír a Jesús rezar el Padrenuestro y a los soldados insultarle en latín vulgar».

Toda la actualidad en portada

comentarios