Sociedad

Por qué la primavera comienza el 20 de marzo

La fecha en la que comienza la estación más alegre del año está marcada «por los instantes en los que la Tierra se encuentra en una posición determinada en su órbita alrededor del Sol»

ABC.ES - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Este jueves, 20 de marzo, exactamente a las 17 horas y 57 minutos de la tarde (hora peninsular) daremos bienvenida a la primavera, una estación de la que podremos disfrutar durante exactamente 92 días y 18 horas y que dará paso al verano, cuyo comienzo se marca en el calendario el día 21 de junio.

El Observatorio Astronómico Nacional, dependiente del ministerio de Fomento, apunta que el inicio de la estación más alegre del año está marcado «por aquellos instantes en los que la Tierra se encuentra en una posición determinada en su órbita alrededor del Sol». Como informa el organismo, «en lo que se refiere a la primavera, dicha posición es aquella en la que el centro del Sol, visto desde la Tierra, cruza el ecuador celeste en su movimiento aparente hacia el norte». Cuando esto ocurre, dice el Observatorio, «la duración del día y la noche prácticamente coinciden, hecho que recibe el nombre de equinoccio de primavera».

Sin embargo, este equinoccio de primavera no tiene por qué producirse siempre en la misma fecha. A lo largo del siglo XXI esta circunstancia puede darse, indica el Observatorio Astronómico Nacional, en tres días distintos «pudiendo iniciarse entre los días 19 y 21 de marzo, siendo su inicio más tempranero el que tendrá lugar en el año 2096 y el más tardío en 2003». ¿Y por qué puede variar esta fecha de un año a otro? Según el organimso, «dichas variaciones se deben a la manera en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol».

Cambio de hora

Algo que ocurre siempre que empieza la primavera es el cambio horario, que tiene lugar al comenzar el último domingo de marzo. A las 2 de la madrugada del domingo 30 de marzo los españoles tendremos que adelantar nuestro reloj una hora. El anterior cambio horario, justo a la inversa, tuvo lugar el 27 de octubre de 2013 y lo que hicimos entonces fue atrasar nuestros relojes.

El objetivo de esta modificación en los relojes, que España lleva aplicando desde 1974, no es otro que el de ahorrar energía. La medida, que llevan a cabo 70 países en todo el planeta, tiene como fin último el de reducir el consumo global, haciendo coincidir el comienzo de la jornada laboral con las horas de luz.

Habrá dos eclipses

A partir del 20 de marzo y hasta el 21 de junio podremos presenciar dos eclipses, de Luna y de Sol. «El 15 de abrirl un eclipse total de Luna podrá verse en Australia, el océano pacífico y América. Este eclipse será visible en España, en península y Baleares como penumbral y en Canarias como parcial. Dos semanas más tarde, el 29 de abril, un eclipse anular de Sol será visible en Oceanía, el océano Pacífico sur y la Antártida, pero no en nuestro país».

La primera luna llena de la primavera llegará el 15 de abril, coincidiendo con martes santo, cinco días antes del Domingo de Pascua. En esta primavera habrá otras dos lunas llenas, el 14 de mayo y el 13 de junio. En esta estación, sin necesidad de telescopio se podrán observar lluvias de meteoros ocasionales siendo la más importante la de Eta Acuáridas, cuyo máximo se produce entorno al 5 de mayo.

En cuanto a las agrupaciones ficticias de estrellas conocidas como constelaciones, alrededor de la estrella Polar se verán a lo largo de la noche la Osa Menor, el Dragón, Cefeo y el León (Leo). Con grandes prismáticos o pequeños telescopios con filtro lunar se podrá observar el relieve de la Luna. Para lograr una buena visión, el Observatorio Astronómico apunta que conviene observar noche tras noche mientras va creciendo la iluminación de la Luna, para ver aparecer nuevos accidentes orográficos.

Concretamente, cuando la noche es más oscura por haber luna nueva, se puede intentar ver nebulosas de emisión como el complejo de nebulosas de Orión (Messier 42 y 43), el grupo de las estrellas Pléyades y el resto de supernova conocido como la nebulosa del Cangrejo (Messier 1). Con prismáticos también se pueden ver las lunas más brillantes de Júpiter y se puede hacer un recorrido por la franja estrellada que constituye la Vía Láctea.

El rapto de Perséfone

Una de las muchas leyendas que circulan en torno al por qué de la existencia de la primavera es la del rapto de de Perséfone. Hija de Zeus y Deméter, Perséfone fue raptada por Hades, dios de los infiernos, que se enamoró de ella y decidió desposarla. Su madre y también diosa de la agricultura no dudó entonces en emprender varios viajes en busca de su hija, durante los cuales la tierra, en ausencia de la diosa, se volvía estéril.

Perséfone, que había ingerido un grano de granada del Infierno y , por tanto, no podía regresar a la tierra, consiguió no obstante un trato para poder pasar largas temporadas junto a sus padres. Zeus dispuso que su hija pasara parte del año junto a Hades, en los confines de la Tierra, y otra parte sobre la Tierra junto a Deméter. La leyenda cuenta pues, que la primavera viene determinada por el hecho de que, cuando Perséfone es llevada de vuelta al Infierno, las flores mueren y que, al regresar la diosa, renacen por su alegría.

Toda la actualidad en portada

comentarios