Sociedad

Una de cada cinco españolas ha sufrido violencia física o sexual

Día 05/03/2014 - 16.49h
Temas relacionados

España se sitúa entre los países con menos violencia de género de la Unión Europea aunque creen que puede deberse a la vergüenza o el tabú para hablar de ello

archivo

Una de cada cinco españolas de más de 15 años -el 22 %- ha sufrido violencia física o sexual, y de las víctimas, menos de una quinta parte denunció a la Policía la agresión más grave, según un estudio presentado hoy por laAgencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA).

Estos resultados proceden de un investigación elaborada con 42.000 entrevistas cara a cara en los 28 países comunitarios, 1.500 de ellas en España, y con una duración media de 50 minutos.

Este estudio -encargado por España en 2010- es el mayor que se haya elaborado sobre violencia de género en el mundo y expone la amplitud «inaceptable» del abuso que sufren las europeas tanto en espacios públicos como privados, según la FRA.

Una de cada cinco españolas ha sufrido violencia física o sexual
fra
Informe sobre violencia de género

Más de 9 millones de mujeres europeas han sido víctimas de violación. Un 33% de las mujeres han sufrido violencia física o sexual. Sólo una de cada tres víctimas denuncia las agresiones. Esas son algunas de las cifras del mapa de la violencia de género que dibuja el estudio de la UE.

Estos fríos datos son la expresión estadística de un problema que el propio estudio denuncia como «un vasto abuso de los derechos humanos que la Unión Europea no puede permitirse ignorar».

Los números son impactantes: un tercio de las europeas entre 18 y 74 años (unas 62 millones) ha sufrido algún tipo de abuso físico, una de cada diez ha sido agredida sexualmente y una de cada veinte ha sido violada alguna vez en su vida.

Pese a lo terrible de estos porcentajes, la FRA señala que apenas el 14 por ciento de las víctimas de violencia de género denuncia a la Policía la agresión más grave sufrida. «Muchas mujeres no denuncian sus experiencias de abuso a las autoridades, así que la mayoría de la violencia contra las mujeres sigue oculta y, por tanto, los delincuentes no son confrontados», advierte el director de la FRA, Mortem Kjaerum, con sede en Viena.

El estudio de la FRA revela que en los 12 meses previos a la realización de la encuesta, entre abril y septiembre de 2012, 13 millones de mujeres de la UE de entre 18 y 74 años de edad fueron víctimas de violencia física, desde empujes o puñetazos a quemaduras y estrangulamientos. En un 67 por ciento de los casos en los que la agresión tuvo lugar fuera de la pareja, el atacante fue un varón, un porcentaje que se dispara al 97 por ciento cuando el abuso es sexual.

Diferencias entre países

El porcentaje de mujeres que aseguran haber sido víctimas desde la edad de 15 años de violencia física o sexual por una pareja actual o pasada es del 52% en Dinamarca, del 47% en Finlandia y del 46% en Suecia. Holanda (45%), Francia (44%) y Reino Unido (44%) son otros de los países donde más mujeres reconocieron haber sido víctima de violencia.

Polonia (19), Austria (20), Croacia (21), Chipre (22) y España (22) son, por contra, los socios UE con menor incidencia.

Con todo, la FRA recuerda que esas diferencias puede deberse a factores como el tabú que para muchas mujeres supone admitir que han sido agredidas o la consideración de que la violencia de género es un asunto familiar que no debe airearse.

La FRA no sólo pone el foco en la violencia doméstica, sino que insiste en que el fenómeno se da «todos los días en todas partes».

Así, un 45% de las europeas afirma haber sido objeto de las formas más duras de acoso sexual, como abrazos y toqueteos, bromas ofensivas o recepción de material pornográfico. Más de un tercio de las víctimas aseguraron haber sufrido esas agresiones en el ambiente laboral, bien por parte de jefes, compañeros o clientes.

Cuanto mayor es la responsabilidad profesional y el grado de formación académica, mayor es también el riesgo de ser objeto de ese tipo de ofensas sexuales, asegura la FRA.

En este panorama de violencia, nadie queda a salvo, ni siquiera las embarazadas. Un 42% de mujeres agredidas por una pareja anterior siguieron siendo maltratadas durante el período que esperaba un bebé.

Un 12% de las encuestadas aseguró haber sido víctimas de algún tipo de abuso sexual cuando aún eran menores de 15 años, un porcentaje que sube al 35% cuando se añaden otras formas de maltrato físico y psicológico.

El informe analiza también el impacto que este escenario de violencia tiene en las vidas de las mujeres, no sólo por las agresiones, sino por el miedo a sufrirlas, lo que lleva a muchas europeas a evitar determinadas situaciones o lugares.

Menos que en Europa

En España, el 20 % por ciento de las mujeres de más de 15 años reconoce haber sido en al menos una ocasión víctima de maltrato, como recibir bofetadas, empujones, tirones de pelo o puñetazos.

La violencia sexual ha afectado al 6% de las españolas de más de quince años, lo que corresponde a más de una de cada veinte mujeres, que han sufrido una violación, han tratado de ser forzadas o han consentido tener sexo por miedo a las consecuencias de una negativa.

El 13 % de las españolas reconoce haber sufrido violencia física o sexual a manos de su actual o anterior pareja, el dato más bajo de Europa, mientras que la media comunitaria es el 22 %.

De las víctimas de una agresión física o sexual, sólo el 20% denunció el caso más grave a la policía cuando el autor fue su pareja -la media de la UE es el 14 %- , mientras que cuando el atacante no era el compañero sentimental ese porcentaje baja hasta el 12 %, un punto por debajo de la media comunitaria.

La experiencia de un maltrato por parte de la pareja deja profundas huellas, así, el 30% de las mujeres españolas que pasó por esa situación cayó en una depresión, y el 26% nunca lo superó.

Una de cada tres españolas reconoce haber sufrido violencia psicológica por parte de su pareja, como que controle su comportamiento o sus relaciones con amigos, que la humille en público o que la amenacen con hacerle daño a ella o a sus hijos.

La mitad de las españolas asegura haber sufrido alguna forma de acoso sexual desde los 15 años, como comentarios y chistes que consideró ofensivos, y el 16 % relata haber padecido tocamientos, abrazos y besos no deseados.

Una de cada diez mujeres de más de quince años relata que ha padecido una situación de ciberacoso en Internet, y el 29 % de las españolas que aseguraron en la encuesta estar trabajando dijeron que habían sufrido acoso en un contexto laboral.

Cuanto mayor es la responsabilidad profesional y el grado de formación académica, mayor es también el riesgo de ser objeto de ese tipo de ofensas sexuales, señala la FRA.

Abusos en la infancia

Los abusos físicos y sexuales también están presentes en la infancia de muchas mujeres: el 28 %, o sea, casi una de cada tres, relata que los sufrió en la niñez.

Más de una de cada diez, el 11 %, dice haber padecido violencia sexual en su infancia, como haber sido expuesta a ver los genitales de un adulto o sufrir tocamientos.

Más de la mitad de las españolas, el 53 %, percibe que la violencia contra las mujeres es «bastante común», y el 35 % conoce a un familiar o una amiga que ha padecido violencia machista.

En la encuesta España sale, en la gran mayoría de los casos, mejor parada en las estadísticas que la media comunitaria. Sin embargo, la FRA remarca que hay que tener cautela con los análisis porque unos resultados bajos en algunas respuestas pueden deberse a la vergüenza o el tabú de hablar de ello en público o considerarlo un tema privado. En los países nórdicos, que sobresalen por los altos resultados de agresiones físicas y sexuales, las mujeres son más abiertas a hablar de ello.

Así, por ejemplo, de las españolas que decidieron no denunciar a su pareja después de una agresión, el 43 % declaró que la razón era que deseaba afrontarlo por sí misma o que era una cuestión familiar.

Entre los datos positivos, España es con diferencia el país donde más mujeres, el 83 %, dice haber sabido de una campaña contra la violencia de género, cuando la media de la UE es del 50 %.

El director del FRA, el danés Mortem Kjaerum, reconoce que en España en los últimos 10 o 15 años se ha avanzado mucho en la lucha contra este tipo de vulneración de los derechos humanos.

«En cuestiones de género en España en los últimos 10 o 15 años está claro que hubo muchos cambios», declaró Kjaerum a Efe, al mencionar, por ejemplo, la legislación española.

Pero también se ha producido un cambio en la sociedad, en el tipo de lenguaje que se utiliza para definir la violencia machista, y en la apertura lograda para hablar en público y denunciar las agresiones, destacó.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Lo último...

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.