El Congreso aprueba utilizar el cigarrillo electrónico en bares y lo veta en colegios, hospitales y transporte público
El Congreso da luz verde a la Ley que regula el cigarro electrónico - abc

El Congreso aprueba utilizar el cigarrillo electrónico en bares y lo veta en colegios, hospitales y transporte público

Actualizado:

El cigarrillo electrónico ya no vive en un limbo legal. La comisión de Sanidad del Congreso acordó ayer el primer marco regulatorio para este polémico dispositivo electrónico creado a imagen y semejanza del pitillo convencional. Como los cigarrillos contiene nicotina, pero en lugar de humo emite un vapor que aún no ha demostrado su total ausencia de toxicidad.

El nuevo marco legal, aprobado con los votos del PP, la abstención de UPyD y los votos en contra del resto de grupos parlamentarios, es un acuerdo de mínimos que satisface a los fabricantes de cigarrillos electrónicos. Se imponen límites a su consumo y publicidad aunque no se equipara al tabaco, como reclamaba el Comité Nacional de Prevención de Tabaquismo (CNPT), el organismo en el que están representados cardiólogos, neumólogos, oncólogos y todas las sociedades científicas vinculadas con los daños del tabaco.

Como propusieron la ministra de Sanidad, Ana Mato, y las comunidades autónomas la regulación está especialmente pensada para proteger a los menores. Por eso la publicidad de estos productos solo se podrá hacer en soportes y franjas horarias para adultos. No se podrá emitir en programas dirigidos a menores de 18 años y en la franja horaria infantil, entre las 16 y las 20 horas. Ni se permitirá su promoción como una ayuda para dejar de fumar.

Ni en barco, avión o tren

Su utilización en espacios públicos también se acota, pero deja carta blanca para su utilización en bares y restaurantes. No se podrá vapear (usar) en colegios, hospitales, centros de salud o cualquier establecimiento sanitario, ni siquiera en los espacios al aire libre de estas instalaciones si está dentro del mismo recinto. Aunque en el caso de los centros universitarios y los dedicados exclusivamente a la formación de adultos, se podrá usar al aire libre. También estarán vetados estos cigarrillos en parques infantiles o zonas de juego para la infancia.

Se restringe en todo tipo de transporte público, ya sean autobuses, metro como transporte marítimo, ferroviario o aéreo. En este último caso, no obstante, la prohibición sólo afectará a aviones de compañías españolas o vuelos compartidos con compañías extranjeras. Y, por último, se veta en centros de administración pública y entidades públicas.

Esta regulación, incluida en la Ley para la Defensa de los Consumidores, es solo un primer paso en espera de la regulación definitiva en Europa. La Unión Europea trabaja en una nueva directiva del tabaco que podría incluir al cigarrillo electrónico y equiparar su regulación al tabaco.

De momento, el intento realizado en España es visto como un «gran paso atrás» para los médicos. Desde el CNPT, se recuerda que no hay evidencia científica de que los cigarrillos electrónicos sean inocuos ni para el consumidor ni para los que están a su alrededor.

Adiós al spam telefónico nocturno

Por otro lado, la nueva Ley de Consumo también prohibirá las llamadas telefónicas de 'spam' desde las 21.00 horas de la noche hasta las 9.00 horas de la mañana entre semana, así como los fines de semana y días festivos. «En ningún caso, las llamadas telefónicas se efectuarán antes de las 9 horas ni más tarde de las 21 horas ni festivos o fines de semana", reza el texto incluido a la ley del Gobierno. La utilización por parte del empresario de técnicas de comunicación que consistan en un sistema automatizado de llamadas sin intervención humana o el telefax necesitará el consentimiento expreso previo del consumidor y usuario.

Igualmente, el consumidor tendrá derecho a no recibir, sin su consentimiento, llamadas con fines de comunicación comercial que se efectúen mediante sistemas distintos de los referidos en el apartado anterior, cuando hubiera decidido no figurar en las guías de comunicaciones electrónicas disponibles al público, ejercido el derecho a que los datos que aparecen en ellas no sean utilizados con fines de publicidad, o solicitado la incorporación a los ficheros comunes de exclusión de envío de comunicaciones comerciales regulados en la normativa de protección de datos personales.

En aquellos casos en que una oferta comercial no deseada se realice por teléfono, las llamadas deberán llevarse a cabo desde un número de teléfono identificable. Cuando el usuario reciba la primera oferta comercial del emisor, deberá ser informado tanto de su derecho a manifestar su oposición a recibir nuevas ofertas como a obtener el número de referencia de dicha oposición.

Por otro lado, también han acordado que en los contratos telefónicos indeterminados o que se prolonguen de manera automática se va a tener que informar al consumidor si existen compromisos de permanencia o las vinculaciones de uso exclusivo de los servicios de un determinado prestador, así como las penalizaciones en caso de baja.

Igualmente, se ha modificado la ley del Gobierno para facilitar la accesibilidad a las personas con discapacidad a los contratos, de forma que se exige que éstas se emitan con letra más grande en el caso de que el contrato estuviera en letra inferior al milímetro y medio o el insuficiente contraste con el fondo hiciese dificultosa la lectura.