La Cámara de los Comunes aprobó este lunes la propuesta de prohibir fumar en los coches con niños
La Cámara de los Comunes aprobó este lunes la propuesta de prohibir fumar en los coches con niños - efe

Reino Unido prohíbe fumar en coches donde vayan niños

Actualizado:

La Cámara de los Comunes de Reino Unido votó ayer de forma masiva a favor de introducir la prohibición de fumar en vehículos que transporten a menores de 18 años en Inglaterra por 376 votos frente a 107, en una sesión en la que la coalición entre conservadores y liberaldemócratas otorgó libertad de voto a sus diputados.

La propuesta, impulsada por la oposición laborista a través de una enmienda a la Ley de Niños y Familias, otorgará al Ministerio de Sanidad los poderes necesarios para que pueda aprobar regulaciones que conviertan en delito que el conductor de un coche no impida fumar dentro de su vehículo cuando está presente un niño, aunque no implica directamente la aplicación automática de esta prohibición.

Desde 2007 no está permitido fumar en los lugares de trabajo y la mayoría de espacios públicos cerrados en Inglaterra y Gales, una medida que ya se aplicó en Escocia con dos años de anterioridad. Desde entonces los políticos británicos han planteado la necesidad de extender la medida a los coches con niños, teniendo en cuenta en que en Reino Unido uno de cada cinco fumadores reconoce consumir tabaco mientras conduce aunque sus hijos se encuentran entre los ocupantes del vehículo, según un estudio del Ministerio de Sanidad.

Graves daños

La clase médica británica ha respaldado desde el primer momento la iniciativa y más de setecientos doctores, enfermeras y especialistas sanitarios firmaron la pasada semana una carta, exhortando a los diputados a prohibir el tabaco en los coches con menores. En la nota, recientemente publicada en la revista "British Medical Journal" (BMJ), alegan que la inhalación del humo es la mayor causa de enfermedad en niños ya que provoca daños en su desarrollo pulmonar, infecciones de oído, meningitis y muerte súbita. Un solo cigarrillo puede provocar en el interior de un coche concentraciones de humo de tabaco 23 veces superiores a las que se darían en el interior de una vivienda, según la publicación.

Sin embargo, no todos ven con tan buenos ojos que el Estado se encargue de regular la conducta del individuo en el ámbito privado y lo interpretan como el primer paso para prohibir fumar en el hogar, además de poner en duda la capacidad de la policía para garantizar la aplicación de la medida. Entre los detractores se encuentra el viceprimer ministro, el liberal Nick Clegg, quien considera la propuesta como una flagrante intromisión en la vida privada de los ciudadanos o el diputado tory Philip Davies que apeló a la contrariedad que encierra la medida. “Si queremos alentar un sistema donde los padres sean responsables de sus hijos, tenemos que darles la responsabilidad sobre sus hijos”.

La prohibición sólo afectará a Inglaterra, puesto que las otras regiones británicas tienen autonomía para tomar sus decisiones en esta materia, si bien los gobiernos autónomos de Gales, Escocia e Irlanda del Norte están considerando tomar medidas similares.

Países como Canadá o Australia ya prohíben fumar en el coche y, aunque en España, la Organización Médica Colegial también se ha mostrado a favor de esta restricción, de momento no se ha prohibido