Sociedad

La conmovedora historia de Robyn Benson, en muerte cerebral y a punto de dar a luz en Canadá

Los médicos están esperando a que el bebé cumpla las 34 semanas de gestación para practicar una cesárea a la joven. Su marido y padre del niño relata su tragedia en un blog

I. ZAMORA - Actualizado: Guardado en: Sociedad

«Mi mujer se está muriendo. Ambos tenemos 32 años y ella está embarazada de 22 semanas». Con esta frase comienza la estremecedora historia de Dylan Benson, a punto de convertirse en padre soltero en pocas semanas, cuando un hospital canadiense practique una cesárea a su esposa, en muerte cerebral desde el mes de diciembre. «Sé que ella querría que lo intentara y proporcionara a nuestro hijo la mejor vida posible», se lamenta Dylan.

El pasado 28 de diciembre, Robyn Benson, de 32 años y embarazada de cinco meses, sufrió una hemorragia cerebral y fue declarada en muerte cerebral tan solo un día después. A petición de su esposo, Dylan Benson, los médicos de un hospital situado en plena costa canadiense han mantenido con vida su cuerpo a la espera de que el feto cumpla 34 semanas de gestación y puedan practicar así la cesárea.

Para poder desahogarse y expresar sus sentimientos, Dylan Benson ha dado vida a un blog, titulado «Iver» — el nombre que llevará el bebé cuando nazca— y en el que el desolado padre escribe sus experiencias en torno al cambio radical que su vida ha sufrido en menos de dos meses. «Lo peor de todo es que el mismo día en que Iver nazca tendré que decir adiós a mi esposa». La bitácora de Dylan Benson, que ya ha dado la vuelta a medio mundo, es tan dura como conmovedora: «Es tan difícil verla cada día... todavía está tan bella. (...) Estoy muy orgulloso de cómo Robin está aguantando por Iver, solo desaría hablar con ella una vez más. También desaría ser más fuerte, pero me derrumbo al pensar en el hecho de que tendré que pasar el resto de mi vida sin ella».

Además, Dylan ha emprendido una campaña de crowdfunding con el fin de recaudar fondos para sacar adelante a Iver, dado que la complicada situación en la que se ha visto inmerso le ha obligado a abandonar su trabajo de forma temporal: «Debido al estrés de la situación [...] soy incapaz de trabajar. Estoy a punto de convertirme en un padre soltero. Necesitaré dinero para el día a día, la casa, la comida, el transporte..», reza la petición de Dylan a través del portal YouCaring.com, en el que ya se han recaudado más de 74.000 dólares.

Toda la actualidad en portada

comentarios