navidad

«El Tamborilero»: un villancico que ha recorrido todo el mundo

Esta canción popular cuenta con 220 versiones y ha sido cantada por los artistas más prestigiosos a nivel internacional

aurora vasco - Actualizado: Guardado en: Sociedad

«El camino que lleva a Belén… baja hasta el valle que la nieve cubrió…». Todo el que comience a leer esta frase continuará mentalmente con la letra hasta llegar al famoso «Ro, po, po, pón» que caracteriza a «El tamborilero». Este villancico es uno de los imprescindible de las canciones de Navidad y no deja de sonar en todos los CD de música de pascua.

Y es que esta canción popular tiene un «no sé qué» que engancha. Es prácticamente imposible no continuar con su estribillo una vez que comienzan a sonar los primeros acordes. Quizá esa magia especial que encierra haya sido la culpable de que «El tamborilero» haya recorrido todo el mundo y su pentagrama se reconozca en decenas de países.

Hay 220 versiones de este popular villancicoFue en 1941 cuando la pianista estadounidense Katherine Davis tradujo la letra de un supuesto villancico popular checo cuyo argumento recoge una leyenda francesa del siglo XII titulada «El juglar de Nuestra Señora», en la que el protagonista interpreta su canto para una sonriente Virgen María. Sin embargo, tuvieron que pasar 16 años para que la canción cobrara fama internacional gracias a una grabación de la famosa familia Trapp con arreglos de Henry Onoraty.

Desde entonces, sus notas no han dejado de sonar y han sido entonadas por los más prestigiosos cantantes. Entre ellos, Raphael, de quien hace poco teníamos noticia por haber perpetuado el villancico en una versión con la Orquesta Sinfónica de Bratislava, que ha añadido unos magníficos arreglos de cuerda y viento.

Pero la del linarense no es, ni mucho menos, la única adaptación de este tema navideño que ha sido objeto de 220 versiones en siete idiomas. Desde una interpretación al estilo «crooner» del genial Frank Sinatra hasta una sin apenas modificaciones de Bob Dylan. Imposible olvidar a ABBA cantando su «Little Drummer Boy» en un rápido compás o al dúo que formaron David Bowie y Bing Crosby para deleitarnos con su canon a dos voces.

Steve Wonder, los Jackson 5 o Whitney Houston son «sólo» otros de los grandes nombres que han querido cantar «El tamborilero», un villancico que incluso ha sido traducido a la lengua de signos para que también las personas sordas puedan disfrutar de él.

En alemán, el villancico se titula «Der kleine Trommler»; en francés, «L’enfant au tambour»; «Il piccolo tamburino» en italiano –del que hay una versión muy conocida de Al Bano Carrisi–; en sueco, «Den lille trumslagarpojken». Da lo mismo el idioma en que se cante esta canción popular: al llegar al estribillo, todas las lenguas se convierten en una y la torre de Babel desaparece a ritmo de redoble.

Toda la actualidad en portada

comentarios