medio ambiente

La Cumbre del Cambio Climático se cierra con poco más que buenas intenciones

Solo la UE presentará sus compromisos de reducción de emisiones en enero del año que viene

alejandro carra - Actualizado: Guardado en: Sociedad

En la Cumbre de Cambio Climático de Varsovia ni siquiera había que alcanzar un acuerdo concreto de reducción de emisiones. Y aún así, ha sido necesario alargar un día más las reuniciones para salir de las maratonianas negociaciones con algo que contar. Aunque haya sido un mínimo acuerdo para que los países «contribuyan» al esfuerzo por reducir las emisiones.

La estampida de las ONG en plena cumbre por la reticencia de muchos países a comprometerse a presentar sus objetivos de reducción antes de 2015, ya dio la primera señal de alarma. De hecho, la presión de las naciones en vías de desarrollado, especialmente de China y la India, forzaron ayer al resto de los países a aceptar un cambio no menor en la redacción del acuerdo. Pero al menos, gracias a que los países «contribuirán» -en lugar de comprometerse- al esfuerzo de reducir las emisiones ha podido alcanzarse un consenso. Además, en cualquier caso, la UE presentará sus compromisos de reducción de emisiones en enero del próximo año.

Será en el COP21 de París, en 2015, cuando se fijen cantidades determinadas de reducción de emisiones para aplicar en 2020, y para ello era importante marcar ya una hoja de ruta clara. No se ha conseguido, pero al menos no se ha evaporado la posibilidad de hacerlo. Con los países en vías de desarrollo resistiéndose a pagar más por unas energías más limpias, los no desarrollados reclamando reparaciones por su exposición a los desastres del cambio climático y los más desarrollados golpeados por la crisis económica, lo más fácil era que Varsovia fuese la tumba de Kioto. Y no lo ha sido.

Toda la actualidad en portada

comentarios