Los españoles vivimos más y morimos menos de cáncer que la media de la OCDE
El informe Panorama de la Salud 2013, de la OCDE, coloca a la sanidad española en buena posición - abc
salud

Los españoles vivimos más y morimos menos de cáncer que la media de la OCDE

El informe sobre Salud 2013 nos coloca como los segundos ciudadanos con mayor esperanza de vida de la UE

Actualizado:

No somos los que más esperanza de vida tenemos entre los 34 países más desarrollados, pero por apenas unas décimas, o meses, según se vea. Del conjunto de la OCDE, que por primera vez en conjunto alcanzan el promedio de 80 años, los suizos son los que más viven, en concreto 82,8 años. Muy cerca de ellos, japoneses e italianos empatan con 82,7 y los españoles quedamos en cuarta posición con 82,4 años. Detrás, vienen el resto de países, con rusos (69), indios (65,5) y sudafricanos (52,6) cerrando el pelotón.

Las conclusiones del Panorama de la Salud 2013 son, en general, positivos para España. En este trabajo de la OCDE se analizan 75 indicadores –con datos de 2011– que van desde la esperanza de vida a las mamografías realizadas a las mujeres, pasando por la mortalidad infantil o el consumo de tabaco y alcohol. Un análisis rápido del documento nos permite observar que no solo hemos aumentado nuestra esperanza de vida en diez años desde 1970, hasta colocarnos en la segunda posición de la UE, sino que nuestra mortalidad infantil (3,2 por cada 1.000 nacidos) está por debajo de la media de la OCDE (4,1). Si hablamos de accidentes de tráfico, la evolución de nuestro país es espectacular, con una reducción de la mortalidad en carretera de más del 75 por ciento desde 1990, aunque un solo muerto en carretera será siempre un drama. Y si lo hacemos de un tema muy sensible para la población femenina, el de la prevención del cáncer de mama, vemos que el 75 por ciento de las españolas entre 50 y 69 años se sometieron en 2011 a una mamografía, frente al 60 por ciento de la media de la OCDE.

Sin entrar en todos los indicadores, pero cogiendo los más llamativos, España está por debajo de la media de la OCDE –lo que es positivo– en cuanto a prevalencia de diabetes y obesidad en adultos; también lo estamos en las tasas de mortalidad por cáncer. Sin embargo, en el otro lado de la balanza, superamos la media en consumo de tabaco y alcohol, obesidad infantil, nacimientos de bebés con bajo peso y demencia, aunque esto se explicaría por la mayor longevidad de nuestra población, como también les ocurre a Italia y Suiza. Referente al gasto en salud, nos mantenemos justo en la media de la OCDE, con un 9,3 % del PIB dedicado a la Sanidad.