Sociedad

¿Qué es la nieve rosa?

Aparece en algunos lugares del mundo de alta montaña

enrique hernanz - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Durante estos últimos días, las bajas temperaturas que estamos sufriendo en nuestro país, han traído consigo las primeras nevadas, que sobre todo en sistemas montañosos como los Pirineos o la Cordillera Cantábrica, han dejado espesores de nieve bastante considerables.

Sin embargo, y si nadie nos dice lo contrario, imaginamos que esta nieve es blanca, y digo esto porque en algunos lugares del mundo de alta montaña, se han encontrado grandes mantos de nieve de color rosa. No es ningún efecto óptico ni nada parecido, ya que si ponemos esta nieve rosa sobre un recipiente y la dejamos derretir, obtenemos un líquido de un color rosáceo bastante intenso, que bien podría pasar por alguna bebida refrescante o zumo de frutas. Según relatos de algunas personas que lo han probado, esta nieve rosa tiene un sabor parecido al de la sandía, de ahí que este extraño tipo de nieve, entre los anglosajones sea denominado como «Watermelon snow».

Por supuesto, esta nieve rosa no es ninguna novedad, no es producto de la contaminación, ni se ha descubierto recientemente, ya que hace más de dos milenios Aristóteles hacía referencia a este suceso en sus tratados sobre naturaleza. Alpinistas, exploradores y aventureros de todo el mundo también se han visto fascinados e intrigados por este extraño suceso, y la mayoría de ellos coinciden en que la nieve rosa toma un color más intenso cuando es aplastada a su paso.

Este fenómeno de la nieve rosa tiene una explicación científica, y al parecer en el interior de la nieve vive un micro alga llamada Chlamydomonas nivalis, que tiene la capacidad de sobrevivir a temperaturas extremadamente bajas y en lugares de alta montaña, en los que la concentración de oxígeno es menor debido a la gran altitud.

Cuando llega la primavera y la radiación UV del sol es mayor, estas micro algas se sienten atacadas y para defenderse emiten una gran cantidad de esporas, que contienen un pigmento rosáceo llamado astaxantina, que bloquea los rayos UV y que ayuda a las micro algas en su defensa contra el sol.

Por lo tanto, conviene aclarar, que la nieve cuando cae del cielo es blanca en todos los casos, pero con el paso de los días la población de este tipo de algas cada vez es mayor y según nos vamos acercando a la primavera, la probabilidad de ver este tipo de nieve rosa aumenta considerablemente.

Quién sabe si en esta próxima temporada de esquí que está a punto de comenzar, se va a poner de moda buscar la nieve rosa, ya que según diversos estudios, este inusual fenómeno puede producirse en cualquier lugar del mundo mientras las condiciones climatológicas sean lo suficientemente extremas.

Toda la actualidad en portada

comentarios