Científicos alertan de los peligros para la salud de las pipas de agua
Fumando la narguila, una pipa de origen arábigo oriental compuesta por una serie de tubos flexibles y por un recipiente lleno de agua

Científicos alertan de los peligros para la salud de las pipas de agua

Actualizado:

La tradicional pipa de agua o narguile, uno de los hábitos más asociados al mundo árabe, se ha convertido en los últimos diez años en un fenómeno global que alcanza no solo Oriente Medio sino también lugares como Londres, Tokio o San Francisco. Pero los científicos alertan nuevamente de sus peligros.

Considerada como una «verdadera epidemia» por la comunidad científica de la región, la pipa de agua puede causar adicción de acuerdo con las últimas investigaciones realizadas por los expertos, además de afectar negativamente a la salud. En la primera conferencia internacional en torno a este tema, celebrada a finales de octubre en Abu Dhabi, los científicos participantes constataban que el narguile vive un resurgir sin precedentes, especialmente entre la juventud, asociándose su popularidad a la errónea creencia de que «la pipa de agua es menos dañina para la salud y menos adictiva que el cigarrillo».

Pascale Salameh, Directora de la Facultad de Farmacia de la Universidad Libanesa e investigadora de los efectos del consumo de narguile sobre la salud, reiteraba tras la conferencia que «son abrumadoras las pruebas que demuestran las repercusiones negativas para la salud del narguile», hasta tal punto que existe consenso entre los científicos al equiparar los peligros del tabaco tradicional con los del utilizado en las pipas de agua.

Entre las conclusiones arrojadas tras este primer encuentro internacional se insiste en corregir percepciones falsas como que el agua contenida en la pipa detiene las toxinas dañinas para la salud y, por lo tanto, el humo del narguile sería menos perjudicial que el de los cigarrillos.

«Mucha gente cree que la pipa de agua no es tan nociva como los cigarrillos porque piensan que el agua filtrará todos los materiales tóxicos, lo cual es falso» asegura la investigadora libanesa. Los propios experimentos conducidos por Salameh confirman que la filtración de agua solo reduce, de forma marginal, los niveles de nicotina y toxinas.

Dolencias pulmonares graves, cáncer y otros efectos adversos  han sido relacionados, igualmente, con el hábito de fumar en pipa de agua. Sin embargo, la información sobre el contenido y efectos para la salud es más limitada que en el caso de los cigarrillos. Además es perjudicial para los fumadores pasivos, mujeres embarazadas y niños.

Mohammad Jawad, profesor libanés afincado en Londres, incide también en la falta de transparencia existente a la hora de determinar las sustancias incluidas en el narguile. A menudo se pueden encontrar contenidos calificados como «herbales», y algunas pipas añaden incluso alcohol o marihuana. El resultado, según Jawad, es que la mayoría de fumadores de narguile, muchos de ellos iniciados antes de los 18 años, no tiene ni idea de lo que está consumiendo. Las etiquetas con dibujos de frutas no especifican los riesgos derivados para la salud y muchos fumadores de narguile en Oriente Medio «ni siquiera son conscientes de que están fumando tabaco».